Posteado por: museodegrandesnovedades | julio 5, 2011

La metropolitana contra los abortos (5)

¿Se acuerdan del “Dr. Aborto”?

El doctor que fue encarcelado por la policía metropolitana en un operativo cinematográfico y cuyas imágenes se vendieron a TELEFE.

Ese procedimiento de irrupción de la policía metropolitana al consultorio para poder actuar en “flagrancia” ya que no es un delito que la policía pueda actuar. Y que la causa fue caratulada como “ejercicio ilegal de la medicina” que es uno de los delitos (artículo 208) cedidos por la justicia federal a la justicia contravencional de la ciudad para justificar el accionar de la metropolitna.

¿Se acuerdan ahora?

Bueno, resulta que al Dr. Germán Cardozo (que es de quién se trata) recibió la Falta de Mérito dictada por la jueza Laura Bruniard del Juzgado de Instrucción Nº16, Secretaría III, piso 7.

Bueno resulta que ahora en la causa que se sigue por el Juzgado Nº28, Secretaría 142 a cargo de la Dra. Rita Acosta se está pidiendo la Nulidad de todo lo actuado por el Juzgado Contravencional y Falta Nº 1 ya que según el defensor oficial Dr. Marcelo Bertelotti “resulta que esta causa es un hecho aberrante que no puede quedar como antecedente”

Y sin imágenes cinematográficas que mostrar, la resolución judicial no apareció en ningún medio.

 

Con respecto al tema les dejo un par de notas muy interesantes que hablan del tema

http://reporteplatense.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=3168:el-draborto-vs-macri-vainilla&catid=13:nota-de-tapa&Itemid=83

El Dr.Aborto Vs. Macri Vainilla (Por Estefanía González Rebolledo)

“La historia es un cuento contado por un idiota, lleno de sonido y de furia, que nada significa” J.P Feinmann, citando a Lady Macbeth.

Al mejor estilo hollywoodense, la Metropolitana de Macri derriba una puerta a patadas e irrumpe estrepitosamente en una habitación. Inmediatamente se abalanzan encima de un hombre y lo esposan. Al mismo tiempo, la única mujer de esta especie de Grupo Comando intenta cubrir la cara de una piba que aparece sentada inyectándose suero. El titular reza: “Apresaron al Dr.Aborto”, pero bien podría haberse llamado: “Operación Adrenalina”, “Tropas de fuego II” o “El Implacable VIII”

Y es lógico que esta escena parezca una secuencia, (de peor calidad y con actores menos emblemáticos, se entiende) de una película de acción yanqui, porque al fin y al cabo, esta policía y el gobierno al cual responde, tienen mucho de eso: la mezcla de violencia y ruido a todo volumen, la fantochada que entre gritos y fuego entretiene, pero que de contenido y reflexión no aporta nada.

Pero por sobre todas las cosas, lo absurdamente básico del esquema: los buenos, los malos, los buenos que son fuertes y moralmente perfectos, los malos que son insanamente malos y que en estas producciones americanas, seguramente son terroristas islámicos y algo con Bin Laden –vivo, muerto, no importa- deben tener que ver (en nuestro país, tal vez, podríamos traducirlo a Moyano). Y los buenos que de tan patriotas tienen la bandera con estrellitas tatuadas en las espaldas llenas de esteroides.

Y en el medio, nada. No hay complejidades, ni contextos histórico-culturales, ni procesos políticos, ni explicaciones. Nada. El Dr. Aborto (diganmé si no se les viene a la mente “Dr.Evil”, el villano que tan tiernamente se lució en Austin Powers), es el anti-héroe que hay que vencer. Porque el aborto es terrible, es una abominación a los valores occidentales y cristianos.

No importa que sea una realidad. No importa que en nuestro país se realicen más de 400.000 abortos clandestinos al año. No importa que al ser clandestino mantenga intrínsecamente un grave riesgo. No importa que haya mujeres que por pertenecer a determinado sector social puedan pagar 2000, 3000, 6000 pesos en un lugar de prestigio, y otras sumidas en la desesperación terminen sometiéndose a cualquier tipo de intervención en condiciones nefastas. No importa la falta de información acerca de los métodos no quirúrgicos que pueden utilizarse hasta determinado tiempo. No importa la falta de información acerca del tema en general. No importan los cientos de muertes que hay por año a causa de abortos mal realizados, ni importa que sea la mayor causa de muerte materna. No, eso en el guión no tiene lugar. El aborto es malo y punto.

Y el Dr. Evil, perdón, Aborto, es el culpable. Él, una sola persona, conjuga todo el rechazo hacia esta práctica que tiene la sociedad. De ahí que las fuerzas de Macri hayan estado estudiando el caso por 5 meses (más allá de que el tipo haya tenido publicidad explícita en Internet), para terminar con el hombre vencido en el suelo. Broche de oro. Corran los títulos.

¡Y el público aplaude encantado! Porque es el mismo público que sigue con pasión las secuelas de “Invasión del Conurbano”. Donde la Metropolitana, junto con la participación especial de la UCEP y de la mano de Macri Vainilla, viene a salvarlos como sus publicidades indican, de los obscuros monstruos que, especialmente de noche, pueblan la ciudad.

Acá también es todo llanamente simple: los ciudadanos nobles que pagan impuestos son perseguidos y acosados por los morochos horribles que no sólo viven del Estado (o sea, de su plata), sino que encima los asaltan por las calles.

Porque sí, porque son pobres y entonces son malos. En ningún momento aparece la discriminación, ni la marginalidad, ni la falta de trabajo, ni el hambre que pasan los pibes, ni las villas hacinadas, ni la ausencia de políticas sociales, ni la ambulancia que dejó morir a un hombre en la Villa 31, ni las 3 personas que balearon en el Indoamericano, ni la embarazada apaleada debajo de la autopista 25 de mayo. No, eso mejor dejalo para algún festival independiente.

Pero esto, ya es parte de otra película. Retornando a Vainilla Vs. Dr. Aborto, podría decirse que el mensaje de los buenos combatiendo a los malos, queda bastante claro. Y aquel que contraríe esta idea apelando al acto demagógico de apresar a un tipo pretendiendo simplificar en él todo lo arduo y complejo de una discusión como es la del aborto, no sólo filmarlo sino ir corriendo a entregar el video a los canales de TV, y todo esto a un escaso mes de las elecciones a Jefe de Gobierno, no es más que un crítico resentido. En lo personal, lo único que no termino de comprender, es cuál vendría a ser, el final feliz.

 

http://www.tandildiario.com/noticias/Locales/38949:3/Correo-de-lectores:-Aborto,-vida-y-muerte-de-un-tema-que-merece-otra-discusi%C3%B3n.html

Correo de lectores: Aborto, vida y muerte de un tema que merece otra discusión

El aborto es una práctica antiquísima y frecuente. El que por necedad o prejuicio no quiera creerlo que desista de continuar leyendo estas líneas. Porque para hablar del aborto hay que partir de esta verdad. Para discutir sobre el aborto legal o el aborto ilegal, para decidir si mandamos a la cárcel o no a las mujeres que abortan y a las personas que las asisten, tenemos que partir de esa verdad. Que se entienda de una vez: no es un precepto moral, ni una hipótesis de trabajo, ni una suposición teórica. Es una verdad indiscutida que las mujeres hemos interrumpido, interrumpimos e interrumpiremos embarazos antes, ahora y después. (Que quede claro que si hablamos en primera persona es porque la problemática nos concierne independientemente de nuestro sexo y el tema es tan importante que hasta los varones deberían hablar en primera persona. Y que a nadie se le ocurra hacer noticia con esta afirmación o una denuncia porque quienes firmamos esta carta hemos incurrido en un delito; ahórrense por favor la torpeza y traten de acompañarnos en este intento de volver a poner las cosas donde deben estar).
Como decíamos antes, muchas mujeres por distintas causas y cada una según su historia, abortamos. No es una conducta liviana ni superficial; no es una práctica alegre y despreocupada; es siempre una decisión difícil y seria, que se toma luego de pensar muchas cosas y en nada cambia decidir que sea legal o ilegal abortar. Salvo, claro, para las mujeres que no podemos pagar por esa práctica, quienes sabemos que si lo hacemos en condiciones deplorables y sin asistencia médica, podemos morir. Y va de suyo que si abortamos, fue, es y será con la necesaria ayuda de un profesional. Quienes no cuentan ni contaron con esa posibilidad, la de la asistencia médica, sufren consecuencias terribles en su salud o directamente hoy no están aquí para contarlo.
Así que dejémonos de hipocresías, que lo que se ha discutido hace pocos días en nuestra ciudad no es si un profesional (tandilense o no) hizo algo legal o ilegal. Se discute qué vamos a hacer con la vida de las mujeres; qué vamos a hacer con la muerte de las mujeres… no nos vengan ahora a poner en primer plano la noticia de la detención de un médico como si de golpe se nos hubiera olvidado esta verdad que es cada vez más evidente.
Lo lamentable es que la discusión sobre la legalidad o la ilegalidad del aborto; sobre el encarcelamiento de mujeres que lo han practicado o de médicos que las han asistido; sobre las muertes que genera su penalización; se transforme por obra y gracia de los titulares del diario, a una persona en un demonio (“que si era buen o mal profesional, que si el colegio lo va a suspender, que si era más fácil “delinquir” en Capital Federal, que si acá también lo hacía, que si cobraba que si no..”).
Telefé titula “Dr. Aborto”, ya de por sí apelando a la copia burda del famoso sobrenombre “Dr. Muerte” del profesional médico Kevorkian. Y los medios locales (algunos medios, periodistas o simples habladores que hacen de su palabrerío vano una “profesión”, de escasa imaginación y sobreabundantes malas intenciones) celebran el alias, apelan al morbo y hacen de eso una noticia.
Tristísimo papel de la prensa (o de alguna prensa): convertir un debate serio en un cotilleo de pasillo. Con la cantidad de cosas que se pueden plantear alrededor de este tema!!! Datos estadísticos, posiciones filosóficas, proyectos de ley, resoluciones judiciales, testimonios de mujeres, opiniones de comités científicos… Pero no. Con la chabacanería y el morbo en primera plana, parte del periodismo local (y con ello buena parte de los lectores/oyentes) se pierde la oportunidad de discutir sin hipocresía, con seriedad y respeto, sobre un tema que merece ser debatido pública y exhaustivamente.
Por eso, una vez más (y van…) apelamos a la seriedad de los medios locales y a la bonhomía de sus directores y trabajadores, para que entre todos dejemos en paz a quienes protagonizan directamente la situación de un aborto y re-instalemos el tema desde el lugar que realmente le corresponde. La discusión no es ni debe ser si tal médico es bueno o es malo, si sus colegas sabían o no, si algo en su vida profesional hacía pensar que…. Quienes firmamos esta nota creemos firmemente que nadie debe estar preso por hacer algo que debería ser considerado una práctica médica legal que contribuye, lucro o no mediante, a cuidar la salud y la vida de las mujeres.
El debate pendiente (que quema, que ensordece con las consecuencias letales de su silenciamiento) es éste: ¿pensamos realmente que está bien, queremos desde lo más profundo de nuestro corazón, que una mujer que interrumpe un embarazo sea encerrada en una cárcel? ¿Queremos honestamente y con profunda convicción que un médico que la asiste para garantizar que no se muera, también debe ir preso y ser privado de su matrícula profesional? ¿Y la amiga o pareja que acompañó a la mujer a hacerse un aborto, debería ser encarcelada por cómplice? ¿Lo mismo para la enfermera que asistió al médico? ¿Y el varón que dejó embarazada a una mujer y luego decidió no hacerse responsable de ese futuro niño y ante el desconcierto de la misma le dijo “y bueno, no lo tengas”, debería ser procesado por instigación al aborto?
Qué vamos a hacer con nuestro sistema de salud pública para encarar de una vez por todas este hecho indiscutido: LAS MUJERES SE MUEREN POR ABORTOS CLANDESTINOS Y MAL PRACTICADOS. ¿Qué vamos a hacer como sociedad con esta verdad chillona que nos negamos a ver? NO TODO EL MUNDO PUEDE NI QUIERE LLEVAR A TÉRMINO UN EMBARAZO QUE NO BUSCÓ. NO TODO EL MUNDO SABE NI PUEDE EVITAR LOS EMBARAZOS. LAS MUJERES ABORTAMOS. LOS MEDICOS ASISTEN ABORTOS QUE HOY SON CLANDESTINOS PERO SIN SU ASISTENCIA TAMBIEN SON PELIGROSOS Y MUCHAS VECES MORTALES. Que el aborto sea ilegal sólo hace que se haga a escondidas y no que deje de realizarse. Que el aborto sea legal, genera que sea más seguro y que a nadie se le ocurra pensar que por ello, será más frecuente.
Lo que sí puede suceder, para displacer de algunos que viven del sensacionalismo, es que el tema deje entonces de aparecer en las crónicas policiales de los diarios.
Biblioteca Popular de las Mujeres – INDHIGO Tandil – P.A.R. Tandil

 

Las Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto creen que no se trató de un hecho aislado, sino de la persecución del macrismo a los derechos de las mujeres trabajadores.

Ellas también denuncian que la gestión macrista no compra ni provee anticonceptivos, que tampoco realiza jardines maternales, pero que persigue a farmacias o médicos que atienden a mujeres de clase media o media baja como una estrategia política de colocarse en un rol conservador.

El macrismo ya no está sólo haciendo cosas por omisión, como no mandar ambulancias a las villas 21 o 31 en un abandono de la salud pública, sino que además avanza en la persecución. Mientras que los anticonceptivos que hay en los hospitales de la ciudad no son comprados por la Ciudad sino por el Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable del Ministerio de Salud de la Nación. Pero, además, no sólo no los compra, ni siquiera pone una carpeta para repartirlos.

Las denuncias que nos llegan son que los anticonceptivos no llegan a los centros de salud porque no hay ni camionetas para repartirlos o que los ponen en subsuelos que se inundan y que hay partidas enteras de anticoncepción de emergencia que se han perdido porque se mojaron.

En la Ciudad de Buenos Aires una ley obliga a invertir el primer millón de pesos recaudados en bingos a la anticoncepción gratuita. El millón de pesos es para el Programa de Salud Sexual y Reproductiva porteño y no para la compra de anticonceptivos. Entonces, se pagan gastos básicos y los sueldos del poco personal que hay. Pero la Ciudad no compra anticonceptivos. Además, hay una persecución política del macrismo para que los funcionarios no den información.

¿Si fuera coherente, no tendría que reforzar el reparto de anticoncepción gratuita para evitar embarazos no deseados y que no se produzcan abortos?

Macri no tiene competencia para perseguir el aborto porque es un delito –y eso le corresponde a la Policía Federal y a los jueces federales–. La Ciudad no tiene un sistema penal propio. Sí hay algunas instancias delegadas –como el ejercicio ilegal de la medicina– y puede perseguir contravenciones y faltas. Por eso, acusa al médico de ejercicio ilegal de la medicina, que entra en su competencia. Pero la Policía Metropolitana entra al consultorio a patadas (como se pudo ver en televisión) porque necesita encontrar al médico con las manos en la masa, si no su intervención es ilegal porque ellos no tienen competencia para investigar abortos. Lo que pasa es que lo quieren usar para la campaña electoral, porque Macri es antiaborto. Por eso la Metropolitana entrega la filmación a un canal de televisión.

Información sobre aborto seguro: 156-664-7070 / www.abortoconpastillas.info

 

El diputado socialista Raúl Puy criticó lo que consideró como “utilización mediática de dos operativos realizados por la Policía Metropolitana esta semana, para fines electoralistas”.
La fuerza de seguridad creada por Mauricio Macri allanó un consultorio de un médico que se dedicaba a realizar abortos clandestinos, ubicada en Carlos Calvo al 1600, y una vivienda, ubicada en Caballito, en la que se secuestraron dos mil dosis de Viagra falso. Dichos operativos fueron filmados y enviados por la Metropolitana al noticiero de un canal central, cuyas imágenes fueron emitidas en reiteradas oportunidades, lo que a juicio del legislador representa “utilización electoral”.
Según Puy, “las imágenes reflejaron una actuación y una violencia desmedida. Me gustaría saber cómo se hubiesen manejado en el caso de prever que esa filmación no llegase nunca a emitirse en ningún medio masivo de comunicación”.
Además, recalcó que “en ningún momento se trató de proteger la identidad de las personas, ya que en el primer caso se podía observar el rostro y reconocer claramente a la paciente que estaba por interrumpir su embarazo, lo que no está penado por la ley. Esto demuestra una total violación a su privacidad”.

Anuncios

Responses

  1. Ja, un procedimiento ilegal donde no tienen jurisdicción y donde no encontraron ni una sola prueba. Qué policía de payasos!

  2. Les comento que se dictó la Nulidad y fuí Sobreseído, me lo comunicaron telefónicamente el día 17 de agosto, por la Defensoría Nº 5 Dra Silvia Mussi de Odriozola, ayudante Dr Facundo Novareto.
    Causa 23195 – 2011, Juzgado 28 secretaría 142 Dra. Rita Acosta
    Saludos

  3. Lo esperamos en Corrientes Doctor Cardozo.
    Cordialmente.
    FUNDACION PROMETEO


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: