Posteado por: museodegrandesnovedades | junio 17, 2011

Otro escándalo por la construcción de los precintos de la policía metropolitana. (2)

http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?sh_itm=a4b5c9896e2f831effaa7c78c1d3fb9e

Otro accidente, la misma empresa
El ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, reconoció desconocer el motivo por el cual el marco de una puerta del Normal 7 se desprendió golpeando a una alumna de 8º grado, y anunció que se realizará un peritaje. Las obras fueron realizadas por la misma empresa que años atrás, tuvo a cargo la obra en el Mariano Acosta, donde se produjo el desprendimiento de un cielo raso.

En el año 2007, parte del cielorraso de un aula del colegio Mariano Acosta cayó sin motivo aparente, generando la suspensión de clases, investigaciones, y posteriormente la rescisión del contrato a la empresa a cargo de la obra, y el inicio de una causa judicial. La empresa Bricons, a quien la pericia técnica responsabilizó por “la concurrencia de múltiples negligencias e incumplimientos, así como el descuido e indiferencia exhibidos respecto a las más elementales medidas de seguridad, tanto en las construcciones como en instalaciones eléctricas, constituyendo diversos grados de riesgo para la seguridad de la población expuesta a la precariedad de los trabajos efectuados en las obras encaradas en el edificio de la calle Urquiza 277” –según expresa la resolución de rescisión de contrato-, vuelve a estar en la mira por un desmoronamiento, y también en un establecimiento educativo de la Ciudad.
En el día de ayer, y luego de muchos años de reclamos y demoras para la conclusión de las obras para la construcción de nuevas dependencias y puesta en valor del edificio histórico de la Escuela Normal Superior Nº 7, un accidente similar al ocurrido cuatro años atrás sucedió al generarse, también sin motivos aparentes, el desprendimiento del marco de una puerta del edificio educativo ubicado en la avenida Corrientes al 4200. En esta oportunidad, a diferencia del desprendimiento en el Mariano Acosta que no tuvo víctimas, una alumna de 7º grado fue golpeada por el objeto que se separó de la mampostería.
Las similitudes de los hechos no sólo se centran en la caída de materiales. Casualmente, o tal vez no, en ambos colegios, las obras de reparación estuvieron a cargo de la misma empresa: Bricons –empresa a la que se separó de la obra en el Mariano Acosta durante la gestión de Jorge Telerman por haberse constatado que “la obra ejecutada en los cielorrasos del establecimiento educativo fue, en general, desprolija y descuidada, apartándose de los lineamientos y recomendaciones del fabricante y que las instalaciones eléctricas no cumplían con las reglas del arte ni con los requisitos del Reglamento de la Asociación Electrotécnica Argentina para la ejecución de instalaciones eléctricas en inmuebles”.
Pero aún existe otra similitud entre las obras en el Mariano Acosta y el Normal 7; en ambos casos, la adjudicación de la concesión fue realizada por el mismo Gobierno: La gestión a cargo de Aníbal Ibarra.
Ante el accidente ocurrido el pasado miércoles en la escuela Normal 7 producto del desprendimiento del marco de una puerta y su caída sobre una alumna de 7º grado, el ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, concurrió al lugar del hecho para interiorizarse de lo sucedido, y acordó reunirse con representantes de la comunidad educativa la semana próxima, ante los numerosos reclamos generados por el estado edilicio del establecimiento.
“Estuve en la escuela ayer para llevar tranquilidad, les di una reunión para la semana que viene. Es un edificio habilitado, todo está en regla. La escuela cumple con las normas de seguridad como todas las escuelas porteñas”, afirmó el ministro porteño por radio Mitre.
En relación a los reclamos realizados por docentes, padres y alumnos sobre deficiencias edilicias, el titular de la cartera educativa remarcó que “el único tema puntual que si quieren falta son las ventanas que los padres querían que estén cubiertas por seguridad”.
“Esta obra la vamos a hacer en invierno. La demora no es por un tema presupuestario, sino que para ello necesitamos que los chicos no estén. Es una cuestión de tiempo, no de presupuesto”, dijo.
Si bien reconoció no contar aún con información sobre las razones del desprendimiento, Bullrich informó que se llevarán “peritos para ver qué pasó, porque hay otras puertas” que también podrían generar accidentes si existió impericia por parte de quienes realizaron las obras de reparación del colegio (la empresa Bricons).
Esta empresa, ganadora de varias licitaciones de obras públicas en la Ciudad durante el Gobierno ibarrista, también ha sido cuestionada por obras contratadas por la Provincia de Buenos Aires, y el Municipio de Tigre. A pesar de estos antecedentes, días atrás, fue la ganadora de la licitación para la construcción de la comisaría de la Policía Metropolitana en la Comuna 4 “por resultar su oferta la más conveniente a los intereses del Gobierno de la Ciudad”. Lo barato, a veces, puede salir caro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: