Posteado por: museodegrandesnovedades | mayo 16, 2011

Candidato a metropolitano herido en su último día de trabajo para la bonaerense en cumplimiento del deber

http://www.online-911.com/leer.php?s=1&id=17105&t=Ramos-Mej%C3%ADa:-%C3%A9ra-el-%C3%BAltimo-d%C3%ADa-del-polic%C3%ADa-herido-en-la-Bonaerense

Ramos Mejía: era el último día del policía herido en la Bonaerense

Leonardo Otranto, herido ayer durante una persecusión en Ramos Mejía, contó a que era su último día en la Policía bonaerense ya que iba a ingresar a la Policía Metropolitana. Tiene una bala alojada en el cráneo y fractura de mandíbula y teme que no se concrete su pase. Está internado a la espera de una intervención quirúrgica

El policía bonaerense herido ayer al enfrentarse con cinco delincuentes que portaban armas de grueso calibre en Ramos Mejía, estaba cursando su último día en la Fuerza, ya que el 23 de este mes se iba a incorporar a la Policía Metropolitana.
Según contó el sargento Leonardo Otranto, el hecho comenzó ayer cuando se encontraba haciendo tareas de rutina y fue alertado por un grupo de vecinos de que a pocas cuadras de allí una banda intentaba robar un auto Megane azul.
“Llegué hasta el lugar y me encontré con los hombres, que tenían armas de grueso calibre y una ametralladora, y estaban amenazando al dueño del auto y a su pareja”, recordó Otranto, que agregó: “Di la voz de alto y se escaparon llevando al rehén en el Megane y con otro auto de apoyo, un corsa gris”.
Tras una persecución de unas seis cuadras, el efectivo logró liberar a los rehenes  mientras se tiroteaba con los delincuentes, quienes portaban una ametralladora, una pistola 9 milímetros y una 11.25, y a la espera de la llegada de refuerzos.
En ese momento, Otranto fue herido de bala y fue trasladado a una clínica privada de Palermo, donde está internado aunque fuera de peligro. “Tengo una bala alojada en el cráneo y fractura de mandíbula”, contó el policía, que teme no poder incorporarse a la Metropolitana después de este incidente.
“Mi compañero entró en un ataque de pánico y no pudo bajar del móvil cuando vio que me habían herido”, reveló el policía.
“Tengo una hija de un año y un bebé de tres meses. Espero que se resuelva esto porque si no, no sé que voy a hacer”, se lamentó Otranto, quien agregó: “Mi prioridad era no herir a los rehenes y eso hacía aún más complicado repeler los ataques”.
Otranto ahora espera la fecha de la operación a la que deberá ser sometido y después resolver su situación para poder ingresar a la Metropolitana “sin problemas”.
El operativo terminó con los tres delincuentes detenidos, uno de ellos con una herida de bala en una pierna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: