Posteado por: museodegrandesnovedades | abril 22, 2011

La mafia de los medicamentos salpica a Macri y a la Policía Metropolitana

http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?x=100171

La sombra porteña de los remedios truchos
La investigación que dirige Norberto Oyarbide podría llegar a la Ciudad, que adquiría remedios de al menos dos de los laboratorios implicados en la causa. El vínculo Forza-Fino Palacios y un fabuloso negocio de 400 millones de pesos.

Si bien la causa conocida popularmente como “mafia de los medicamentos” siempre tuvo un ángulo jurídico más orientado al Estado nacional el Gobierno de la Ciudad adquirió medicamentos provenientes de las droguerías San Javier y Unifarma, que están en el centro de la investigación. Por caso, Unifarma pertenecía al empresario Martín Magallanes y al suicidado Ariel Vilán, ambos socios de Sebastián Forza. “La situación se vuelve compleja para Macri por ser la autoridad máxima y porque, según se investiga, esos medicamentos, muchos de ellos de alta complejidad, llegaron a los pacientes de los hospitales porteños y a algunas farmacias de las obras sociales”, precisó una fuente tribunalicia, pero, enseguida aclaró que, “en otras provincias hubo un cuadro similar. En Santa Fe, en San Luis, en Mendoza y en Córdoba, por poner algunos ejemplos, también le compraban a esas droguerías, aunque a Macri se lo puede objetar por negligencia, porque que otros hayan hecho lo mismo, tampoco lo exculpa”.
“De Macri se puede decir al menos que se equivocó, por poner en marcha un sistema centralizado de adquisición directa de medicamentos”, describió un abogado que tiene acceso al riñón del PRO. De esta manera, explicó que esos laboratorios negociaron con el Gobierno de la Ciudad. Lo que quiere saber en un principio Oyarbide es hasta cuándo prestaron servicios como proveedores en los hospitales porteños.
Cabe aclarar que San Javier era un modesto laboratorio que, de buenas a primeras, creció de un modo exponencial de la mano de Néstor Lorenzo, bautizado como “el Yabrán de los remedios” y que estuvo detenido por su presunta relación con la falsificación y adulteración de medicamentos.
En la Legislatura porteña, el diputado Gonzalo Ruanova, del bloque Nuevo Encuentro, ya había presentado en 2009 un pedido de informes al Ejecutivo de la Ciudad para que explique puntos relacionados con la adquisición, el almacenamiento y el reparto de medicamentos por un monto total de 400 millones de pesos.
“Lo que hay que saber es qué se compró, a qué laboratorios y por qué montos fueron las adquisiciones”, dijo Ruanova. Y agregó que el tema es “un agujero negro, porque desde la empresa de logística UPS se avisaba que había remedios a punto de vencer en los depósitos. Esos remedios e insumos eran justamente los mismos que faltaban en los hospitales porteños, por lo que no resulta ilógico sospechar que el circuito de compra y venta se manejaba desde otro lugar”.
El Ejecutivo porteño también había vetado en su totalidad el proyecto de ley para crear el Laboratorio Estatal de Producción de Medicamentos para la Ciudad. La iniciativa había sido aprobada por la Legislatura porteña por 22 votos a favor y 21 en contra, en la misma sesión en la que se consensuaron los superpoderes para que el macrismo manejara los fondos destinados a arreglar las escuelas públicas.
“No sé hasta qué punto llegan, pero las relaciones directas entre las droguerías y la gestión de Macri existen”, confió un profesional de la salud que conoce al dedillo la rueda de provisión de medicamentos a hospitales públicos. Incluso, recuerda que, ante su persona, se presentaron empresarios diciendo que “ahora que entran los amigos, va a ser más fácil negociar todo”.

LOS PUNTOS OSCUROS
Osvaldo Chamorro, expulsado de la Policía Metropolitana luego de que estallara la causa de las escuchas, dejó en su computadora una pista inquietante. Allí aparecieron pedidos de informes financieros sobre el fallecido Sebastián Forza y un grupo de droguerías entre las que figuraba San Javier. Además, se habían buscado datos sobre Julio Cesar Posse, un ex agente de inteligencia que, en su momento, ofició como guardaespaldas de Forza.
Posse, para otras fuentes consultadas, sería en realidad el jefe de Forza y no su custodio, y se presentaba como un “empresario dedicado al negocio de los laboratorios”, aunque de acuerdo a los registros de la AFIP, estaba inscripto en el rubro de Servicios Publicitarios.
Dentro de las investigaciones también figuraba Unifarma. La droguería se hizo “famosa” luego del triple crimen de General Rodríguez. Unifarma pertenecía a Ariel Vilán, el empresario que se suicidó luego de que los tres cadáveres de Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Vina aparecieran en un descampado de esa localidad bonaerense.
Se pudo constatar con información oficial que Unifarma figuraba como prestadora de servicios del Gobierno porteño en el área de salud. Los datos persistían en el Boletín Oficial, al menos, hasta 2010. Un empleado del depósito de Unifarma, que cobraba su sueldo en dólares, en parte para pagar su fidelidad, aclara que “si los ex empleados declaráramos, de esa causa no zafa nadie”.
Pero, ¿por qué Forza y su socio Martín Magallanes eran indagados junto a la empresa Unifarma? Según una fuente consultada, el Fino Palacios habría sido jefe de seguridad de los laboratorios Abbot, cuyos apoderados legales son los doctores Eamon Mullen y José Barbaccia, ex fiscales de la causa AMIA y amigos de Guillermo Montenegro.
Posse vuelve a entrar en escena si se tiene en cuenta que declaró bajo un alias en el marco de la investigación de la AMIA, donde admitió trabajos realizados para la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) aunque, en una investigación que en su momento le había iniciado el juez Bonadío, se le encontraron vínculos con la DEA de Estados Unidos.
Por su parte, y según aseguran las fuentes consultadas, Forza, convencido por Posse, le habría ofrecido información a cambio de protección y una licencia de importación a quien en ese momento era el jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “el Fino” Palacios, procesado por formar parte de una asociación ilícita que se dedicaba a realizar espionaje de manera ilegal. El vínculo Forza-Palacios consta en la causa judicial que guarda Oyarbide.
Las cosas tampoco serían fáciles par un ¿ex? macrista, el legislador porteño Daniel Amoroso. Es que la Obra Social de Agentes de Lotería y Afines de la República Argentina, la cual conduce, compró medicamentos a San Javier y los troqueles de esas negociaciones ya formarían parte de la monumental causa.
“No sé si será enseguida, pero Oyarbide quiere que Macri, como jefe máximo, cuente lo que sabe. Pero quiere evitar llamarlo ahora por el ruido de fondo de la causa de las escuchas. No quiere que digan que lo persigue jurídicamente. Así que todo depende de lo que ahora haga Casación: si fallan a favor de Macri, vamos a meternos a full con el tema de los remedios en la Ciudad”, confiaron fuentes cercanas a Oyarbide.
“Pero que está en sus planes la citación, eso lo aseguro”, sintetizó la fuente, antes de finalizar diciendo que “el manejo con las obras sociales era calcado del que se realizaba para la compra de medicamentos a hospitales públicos de la Ciudad. Ralph Kirby (subsecretario de Salud de la CABA) se movía de la misma forma con la Obsba y con las compras que estaban bajo su área”.

Para rematar, confió la sombra de la causa de los medicamentos: “El Fino hacía lobby para los laboratorios norteamericanos, él contactó al mismísimo Kirby. Cuando rasquemos un poco, Kirby va a aparecer por todos lados y el jefe de Kirby, guste o no, es Macri. En esta causa hay vidas que se perdieron, alguien debe responder”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: