Posteado por: museodegrandesnovedades | abril 19, 2011

El espionaje ilegal no se terminó con Palacios. El Banco Ciudad.

http://www.elsindical.com.ar/notas/espionaje-y-negocios-en-en-banco-ciudad/

Espionaje y negocios en el Banco Ciudad

Desde que este medio comenzó a investigar las denuncias de empleados del Banco Ciudad, algunas de las cuales hacían referencia a actos de espionaje al personal del banco, como por ejemplo las afirmaciones que realizó con detalles Aldo Gamba al mencionar, que existían equipos en el banco que se compraron para grabar conversaciones telefónicas, bajo la excusa que se iban a utilizar en los call center, hoy podemos afirmar que existen más certezas que dudas de la existencia de una red de espionaje dentro y fuera del banco.

Cuando el actual Coordinador de seguridad arribó al banco, tuvo un fuerte lobby de parte del desplazado Comisario Gral. ® Silvio Lattanzio, quien no dudó en tildar de “traidor” a Eduardo Gutiérrez, un ex Subcomisario de la PFA, con todo el que se cruzara a charlar sobre su repentina salida laboral.  Lattanzio y sus laderos nunca dejaron de remarcar que Gutiérrez había terminado abruptamente su carrera como oficial por graves faltas a la reglamentación policial, y la opción era el retiro, o un sumario y una causa judicial.

La salida de Lattanzio tuvo varias versiones de fuentes confiables, para muchos la relación con el presidente del banco se fue deteriorando porque en realidad Sturzenegger tenía en mente poner a su propio Coordinador de Seguridad, y Lattanzio no daba el perfil de Jefe que se buscaba. La conducción del banco (Sturzenegger y Curutchet) criticaron por entonces y mucho a Lattanzio no haber reprimido y desarticulado algunas protestas sindicales (impulsadas más por el hartazgo de la gente que por motivación propia de los delegados), además de ser tibio a la hora de encarar a la CGI en sus movilizaciones, es decir, se necesitaba un “cuco” para los empleados. El tiempo y un comunicado del propio presidente del banco, demostrarían que para negociar con los delegados estaban él y su vice.

Cuentan allegados a la cúpula del banco, que en una cena que a realizar en casa de Federico Sturzenegger, a los invitados se les informó que podían concurrir con alguien más; y entonces Gamba propuso invitar a Lattanzio, obteniendo como respuesta del Presidente del banco:- “prefiero que no, esa gente tiene pensamientos muy marginales…”-, comentario que Aldo le reprodujo a Silvio y este al otro día, molesto y ofendido tuvo un fuerte intercambio de palabras con Federico sellando su suerte y  salida del banco.

Una salida que duramente negociaron para evitar una guerra de códigos rotos y que no se difundan ciertas acciones sensibles. Al parecer el señor Lattanzio conservaba como resguardo, algunas cintas y fotografías que obtuvo de algunos funcionarios y con esto en la negociación concluyeron acordar una indemnización mayor a la correspondiente. De esta forma evitaron un escándalo, que develara antes de tiempo los “negocios” personales que algunos realizan desde el banco público.

Ni lerdos ni perezosos, el “colorado” (Curutchet) y el presidente Fede, aceptaron pagar una indemnización superior con una condición, que:- parte de la misma, iría “para el partido”-textualmente-.

Ya alejado de la institución, el ex jefe de seguridad les confiaría a los íntimos que su mayor error fue confiar en un viejo camarada, relatándoles que un día  como tantos de las visitas que recibía de Eduardo Gutiérrez este le pidió usar su computadora, confianza que no evaluó sino tarde, fue traicionada y ya nada pudo hacer, cuando descubrió que desde su máquina se enviaron documentos al presidente del banco, documentos que deterioraron aún más la confianza y la relación de ambos. Y que de no haber sido por esa desconfianza natural adquirida en su paso por la policía que lo llevó a oportunamente de conservar ciertas pruebas, su despido hubiera sido apretando los puños y los dientes, más sus bolsillos vacíos.

Historia de un espionaje encubierto

Corrido del medio Lattanzio, las cosas tuvieron otro camino, nuestro primer confidente, Aldo Gamba alias “el arrepentido”, que comenzó asegurando pelear por sus compañeros y terminó tentado por las dádivas de la conducción del banco, que encuentra en los ambiciosos los mejores traidores, nos confirmaba que el Presidente del banco Federico Adolfo Sturzenegger, era un adicto a la tecnología, pero más aún al uso de esta para espiar a los empleados y así controlar.

Por desconfianza, por omnipotencia o bien por paranoia, Federico Sturzenegger, se hizo instalar en su despacho un sistema de monitoreo con audio y video para ver distintas áreas, incluso el sistema le permite de forma remota, acceder a controles específicos del banco. Una especie de gran hermano, con peligrosas aplicaciones en malas manos.

Cuando la prensa explotó con el tema de las escuchas y los espías en el Gobierno de la Ciudad, se hizo hincapié en Ciro James, Fino Palacios, Chamorro, Ontiveros y otros efectivos de la nueva fuerza policial de la ciudad, pasó desapercibido tal vez porque no sabían qué lugar ocupaba en el Gobierno de la Ciudad, por ser el Banco Ciudad en la teoría un organismo autárquico, el hecho de que el Dr. Eduardo Gutiérrez compartía oficina en la calle San Martín con el propio Palacios y Chamorro.

Una de las víctimas del “espionaje” en el banco, fue Claudio Rugilo ex Jefe de Equipo Técnico de la Coordinación de Seguridad, quien comentaba a sus allegados haber escuchado varias veces a Gutiérrez jactarse de ser amigo personal de Palacios y haber compartido juntos algún destino en la Policía Federal. Afirmaciones que personalmente pudo comprobar, una tarde que en cercanías del banco, Gutiérrez se encontró con Palacios en la calle y se lo presento.

Ambos de la fuerza policial federal, compartían oficinas en la calle San Martín 216, piso 7º con otro ex federal Osvaldo Chamorro, quien tras el escándalo que derivó en la detención de Palacios, fue su sucesor interino como Jefe de la Policía Metropolitana, hasta que en un allanamiento a las oficinas de la empresa de seguridad Strategic Security Consulting propiedad de Palacios, se descubrió que la oficina de Chamorro no solo era lindera, sino que se encontraba comunicada interiormente con la de la empresa allanada, reforzando su vínculo con Palacios.

Esos comentarios indiscretos, llegaron a oídos de Gutiérrez quien comenzó a pensar la forma de desplazar a Claudio Rugilo y ubicar a un hombre de su confianza a su lado, con la categoría de Jefe de Equipo, necesaria para la firma de algunas licitaciones. De manera urgente necesitaba generar una vacante, por lo que utilizando la tecnología del banco, que siempre se aseguró era para usos en materia de seguridad, se valió de las cámaras, para juntar evidencias y tener un motivo para desplazar a Rugilo de la Coordinación de Seguridad y entonces sí, ascender o solicitar el ascenso totalmente irregular, por el olímpico salto que dio César Augusto Labombarda, quien pasó de Auxiliar 3 a Jefe de Equipo y algo más.

Como se aprecia en el informe, poco importa si a otros empleados con años de demora en los ascensos se les reconoce o no. Hay quienes pueden ser puestos a dedo y sortear años, reglamentos y estatutos como si estos no existieran.

Semejante regalo, es obvio que requiere muestras de lealtad total o mejor dicho, una condición de obsecuente sin límites, donde no se cuestionan las órdenes y las cosas se hacen como sean, pero se hacen, si el empleado está capacitado o no, es otro tema.

La Coordinación de Seguridad tuvo varios cambios en su funcionamiento, en su estructura y en sus prioridades.

Se construyó una especie de bunker en Casa Matriz desde donde se monitorean las cámaras de seguridad, se graba y se escuchan algunas cosas.

Se contrató personal en actividad de la Policía Federal y hasta un asesor para la Coordinación.

Así Labombarda, fue creciendo con vía libre para “espiar” a propios y ajenos, reportando sus “informes” directamente a Gutiérrez.

En esos informes “reservados”, no faltan detalles de los “apuntados”, información personal con datos del legajo del banco, información sobre hechos personales (amantes, adicciones, gustos, actividades sindicales, políticas o culturales) situaciones judiciales e informes comerciales completan los mismos. Todo lo necesario para condicionar a los empleados. La información es poder y esta gente abusa de esto en una especie de nuevo maltrato laboral, cuando estos le dicen a alguien, “si yo quiero puedo usar esto”. Dentro de los investigados se encuentran sus compañeros de la coordinación.

Y haciendo un paréntesis en el informe, queremos aclarar que este medio no paga, no compra información de ningún tipo, esperamos que esto le quede claro al señor Labombarda, a quien sus superiores le deberían pedir explicaciones por el crecimiento de su patrimonio de forma repentina, dos trabajos ayudan, pero no tanto.

Pero uno, no debe subestimar a nadie, porque con el apoyo de un banco conducido por personajes con una ideología en sintonía con el Jefe de Gobierno, estos pequeños actos de espionaje, se pueden volver peligrosos. Vale recordar que Franco Macri y Mauricio Macri están denunciados y sospechados de contratar los servicios de una empresa de seguridad para espiar al ex marido de Sandra Macri.

El Banco Ciudad, también tiene su red de espías, la situación laboral actual del “Supervisor” de Seguridad del Banco Ciudad, Licenciado César Augusto Labombarda, es cuando menos irregular ya que también se desempeña como Director Técnico y Jefe de Seguridad de la empresa de seguridad HAGANA S.A., una pequeña empresa de seguridad vinculada a la conocida y polémica SIA o SIACORP, una empresa de seguridad internacional, que brinda cursos, asesoramiento, provee de armas y equipos a fuerzas armadas, policiales, gobiernos y particulares, especialmente grandes empresas o bancos. Es decir, una empresa de mercenarios, dirigida por un ex Coronel del Ejército israelí y secundado por personal retirado de la MOSSAD y el Ejército de Israel.

Esta firma en su propia página Web se anuncian y promocionan asegurando que tienen la capacidad de realizar no solo informes, sino que pueden realizar tareas de espionaje, informar sobre empleados, realizar intervenciones telefónicas, grabaciones, filmaciones, interceptar mensajes, mail, sms, faxes, etc. Otros de esos servicios especiales, son el armado de causas judiciales y entrenamiento para mejorar situaciones adversas comprometidas, es decir, evadir a la justicia. Una verdadera joyita la empresa, donde no se entiende bien ¿cómo? se relaciona laboralmente Labombarda y esta empresa; situación que a primera vista resulta incompatible con su trabajo, teniendo en cuenta que se desempeña en un banco público y el Banco Ciudad, tiene licitaciones con la firma PROSEGUR, cliente de una de las empresas controladas por SIACORP, y que PROSEGUR a su vez posee otras denominaciones en las licitaciones del banco.

Si alguien tenía la inquietud o la sospecha, de que podía ser escuchado en el banco, tenga la certeza de que la capacidad y la tecnología la tienen, mal aplicada y con un fin distinto al de la seguridad bancaria.

Aunque pueda parecer un exceso, este método perverso de gestión, suele dar resultado a la hora de infundir miedo entre los empleados, ante lo difícil que resulta encontrar empleos medianamente bien pagos; así se obtiene dominio y control.

No hace mucho, un miembro del Directorio del banco, nos confió off the record, que alguien le preguntó antes de una reunión al vicepresidente Juan Ernesto Curutchet cómo iba el tema de la investigación judicial federal que lo involucra a él y a un par de asesores del banco en una maniobra de tráfico de influencias judiciales y este le respondió altanero, “el tema está controlado, yo estoy tranquilo, hay gente especializada ocupándose del tema”…a lo que la otra persona le preguntó si no le traía consecuencias las publicaciones sobre él, respecto de su patrimonio, contactos y justamente el tema de los asesores, el vicepresidente se defendió diciendo que algunos medios están haciendo política y otros buscan publicidad, pero que para los que comenzaron con esto ya les va a llegar algo, tengo a una agencia de primer nivel, investigando, son especialistas en solucionar problemas y dar vuelta estas situaciones, son gente vinculada a los servicios israelíes así que tienen los recursos y los métodos para hacerlo.

Mientras redactaba este informe, nos llegó un aviso de que Sturzenegger estaría buscando la forma de reemplazar al Gerente de Auditoría Vicente Fanelli, ante la negativa de esta de modificar los informes negativos, que coinciden con las reiteradas observaciones del BCRA al Banco Ciudad en las Gerencias de Sistemas y Auditoría, entre otras.

Hay que destacar que quienes conocen como se trabaja desde el Gobierno de la Ciudad, especialmente la gente allegada a Horacio Rodríguez Larreta, sienten miedo, por la vinculación que este tiene con varias agencias de seguridad, a las que algunos llaman “consultoras”.

CONCLUSIÓN

 Sin dudas, en el Banco Ciudad, existe un servicio de espionaje que tiene como única finalidad, recabar información de los empleados, y el criterio que se aplica es confuso, ya que existen empleados que perjudican al banco y teniendo conocimiento de esto no se toman medidas. Mientras que sí se utiliza este “espionaje interior”, para dirimir ascensos o “correr” a determinadas personas de sus puestos.

A tal punto llega la necesidad de información que tiene esta dirigencia, que casi todas sus acciones tienden a ello, quizás muchos ignoren el hecho de que por ejemplo, la consultora Deloitte, tiene una estrecha relación con el estudio jurídico Odriozola & Curutchet y especialmente con Julio y Juan Ernesto Curutchet.

Tal vez también muchos ignoren que el propio Larreta Jefe de Gabinete de Macri, defendió hasta que las pruebas judiciales mostraron su mentira, a Fino Palacios y Ciro James, diciendo a los medios que la consultora que se le endilgaba a Palacios no era de él. Respecto a desconocer qué hacían los imputados de espionaje, resulta difícil creer en la buena fe de Larreta, si se tiene en cuenta que la esposa de Ciro James, Silvia Daniela Zanta, trabajó con Bárbara Diez de Tejada esposa de Larreta, en calidad de socias, en el período 2007-2009.

Las actividades de la firma SIACORP, tampoco están del todo claras en cuanto a sus correspondientes habilitaciones, hecho por el cual hemos solicitado informes a distintos organismos. Se ha encontrado en los registros de control del Gobierno de la Ciudad habilitadas al resto de las pequeñas empresas de seguridad que responden a SIA, registradas a nombre de AMAR SALMAN, las firmas HAGANA S.A, G & K S.A., PCP, CROS y hasta una compañía dedicada al rubro del cine denominada CINE COMPANY S.A, con domicilio legal en la calle Maipú 697 piso 2º en la provincia de San Luis, que a pesar de tener fecha de inicio de actividades en el año 2007, no ha contratado por lo menos formalmente trabajador alguno o presentado facturación alguna a la fecha. Junto con AMAR SALMAN, conforman esta sociedad de empresarios judíos, MIRA AMAR y NABIL AMAR, controlando además otras empresas como ser ALTA VISIÓN SEGURIDAD SRL, A.S.C GROUP S.A, MOKED S.A, TENAL S.A.

A los servicios de consultoría, cursos y servicios vinculados a la seguridad, algunas de estas firmas, brindan también asesoramiento bancario y financiero. Como por ejemplo MOKED S.A. que se asoció con CAJA DE PAGOS, bajo la dirección de Gustavo Frencheli, que tiene como antecedente ser el fundador de la firma “DECIDIR”, algo similar a VERAZ, quien terminó a fines del año 2000 asociándose a empresarios israelíes (ya sabemos quienes). Usted que está leyendo esta nota, muchas veces se habrá preguntado ¿de dónde sacan sus de datos? Bueno, señores ingresen al portal de cajadepagos.com y verán que entre sus clientes existen proveedores de cable, de Internet, software de gestión para empresas, etc. Todos trabajan con bases de datos de clientes, lo demás piénsenlo ustedes.

Muchos de los señalados en estas empresas y otras que se relacionan con estas, se encuentran vinculadas en distintas actividades con el Banco Ciudad, ya sea con becas o con préstamos para expansión de los emprendimientos de sus directivos.

Como no existen las casualidades, sino las causalidades, antes nos referimos a la íntima relación de la consultora Deloitte, no menos llamativo es que la empresa de publicidad ECO, dirigida por Juan José Zanta, es nada más y nada menos que el padre de Silvia Daniela Zanta, esposa de Ciro James, basta con ingresar al portal y leer quién es Juan José y su staff, ver sus clientes y sus relaciones comerciales para entender muchas cosas, no es casualidad que algunos asesores del vicepresidente del Banco Ciudad, sean a su vez representantes de intereses del Grupo Clarín.

Por si faltaba agregar algo más a esta maraña de espionaje, negocios y política, la firma ECO ha sido beneficiada con algunas licitaciones de publicidad del Banco Ciudad, al igual que la Editorial AMFIN, que controla The Bs. As.Herald y Ámbito Financiero.

El viernes pasado en la movilización frente a las puertas de la Casa Matriz del banco los trabajadores pudieron ver y algunos hasta molestarse por la presencia de una cámara de Canal 13 que no filmaba nada de o que se estaba denunciando, respecto al manejo que esta administración hace. A muchos medios los condiciona y mucho la publicidad.

Para no hacer demasiada extensa la nota, invito a los lectores que siempre están buscando información que lean los artículos al respecto de SIACORP y sus actividades especialmente en Latinoamérica. En nuestro país el escándalo mediático que tuvo a la empresa, políticos y el espionaje fue el desatado en la provincia de Tucumán, donde la firma arribó de la mano de José Jorge Alperovich.

Existen demasiadas coincidencias de personas y empresas, entre el Gobierno de la Ciudad, funcionarios y espías como para creer en casualidades, de hecho hay directivos de SIA, con puestos en el Gobierno de la Ciudad, como por ejemplo Laura Kulfas, Directora delDepartamento de Marketing y Relaciones Institucionales de la Subsecretaría de Cultura, quien además se desempeña como Directora de Marketing y Comunicaciones de SIACORP.

El fallido Jefe de la Metropolitana, Osvaldo Chamorro, compartía oficinas con Palacios, y según dicen con Eduardo Gutiérrez actual Jefe de Seguridad del Banco Ciudad, Chamorro ha sido sindicado en algunas publicaciones periodísticas como empleado de SIACORP, información que nunca fue desmentida por este. Razón por la cual, se va cerrando el círculo de espías en el ámbito no solo del banco, sino del Gobierno de la Ciudad.

El espionaje y los negocios al parecer van de la mano, y una vez más parecería que el Banco Ciudad trae riqueza a algunos, ya que es difícil creer que los retiros de la Policía Federal Argentina permitan que por ejemplo, el Subcomisario ® Gutiérrez pueda acceder a la propiedad que posee en Ramos Mejía, en Villa Gesell y al BMW 116i entre otros de sus bienes. Un dato para tener en cuenta, se le han descontado 10 puntos del scoring por circular a exceso de velocidad. Palacios por otro lado fue seriamente cuestionado cuando adquirió un Mercedes Benz C-200, Kompressor Avantgarde, y no pudo justificar debidamente su patrimonio cuando los medios le preguntaban por su patrimonio. Otro caso en el Banco Ciudad es el del Ing. Crio. Mayor ® Minciotti Hugo Alejandro, quien posee en mismo modelo de Mercedes Benz que el “Fino” Palacios, y al igual que su jefe Gutiérrez, Minciotti registra dos infracciones por exceso de velocidad, pero sin quita de puntos, posee por lo menos tres viviendas, una a metros del Alto Palermo y muy cerca de un sanatorio.

Seguiremos investigando esta red de espionaje, y estaremos ampliando información sobre los personajes involucrados y sus actividades paralelas. Al parecer el espionaje en la Ciudad de Buenos Aires y sus dependencias, no se terminó con Palacios, varios siguieron sosteniendo una práctica totalmente repudiable, que viola derechos laborales y personales. La justicia debería ahondar en estos sujetos y llegar a fondo, porque muchos están jugando a un juego que no conocen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: