Posteado por: museodegrandesnovedades | abril 12, 2011

Incoherencias: Lo que 1.950 policías metropolitanos no podían solucionar, pretenden solucionarlo con 50 vigiladores privados. ¿y la salud?

Lo que 1.950 policías metropolitanos no podían solucionar, pretenden solucionarlo con 50 vigiladores privados.

Como si no alcanzara con los $500.000.000 anuales que se gastan en la metropolitana, ahora gastarán $30 por hora de cada uno de los agentes de seguridad privada.

Usar el problema de seguridad para que el ejecutivo pudiera cerrar los centros de salud de la zona sur es de una irresponsabilidad sin precedentes. Muchos de ellos no tenían adicionales de la federal antes del “conflicto”

http://www.larazon.com.ar/ciudad/Pondran-seguridad-privada-guardias-hospitales_0_230700052.html

Pondrán seguridad privada en las guardias de 13 hospitales

Lo anunció Macri ante el retiro de agentes de la Federal y el pedido de los médicos. La medida arrancará hoy con 50 agentes privados. Entre los hospitales figuran el Argerich, Penna, Durand, Fernández y Rivadavia.

El jefe de Gobierno Mauricio Macri prometió ayer reforzar la seguridad en la guardia de trece hospitales de agudos tal como reclamaban los gremios de empleados y médicos porteños: se hará con personal de empresas de seguridad privada que no llevará armas de fuego y vestirá chalecos antibalas. Serán unos 50 agentes y harán turnos de doce horas (con un costo de cerca de $30 por hora). Los hospitales priorizados son: Argerich, Penna, Ramos Mejía, Piñero, Santojanni, Alvarez, Vélez Sarsfield, Zubizarreta, Pirovano, Tornú, Fernández, Rivadavia y Durand. En tres de ellos (Tornú, Penna y Pirovano), la Policía Metropolitana ya tiene efectivos desde la semana pasada por encontrarse en las Comunas 12 y 15.
Y confirmó que varios Centros de Salud porteños siguen sin funcionar porque los médicos consideran que en las guardias “no están dadas las condiciones para trabajar”. En este caso, todavía no hay una solución.

http://tiempo.elargentino.com/notas/macri-privatiza-seguridad-de-13-hospitales-de-ciudad

Macri privatiza la seguridad de 13 hospitales de la Ciudad

En lugar de recurrir a la Policía Metropolitana, el jefe de gobierno dispuso contratos de urgencia para remplazar a los efectivos federales. La medida no alcanza a los restantes nosocomios, ni a los centros de salud comunitarios.
Los 20 centros de salud paralizados por los médicos desde el viernes pasado –a pesar de que algunos no contaban con presencia federal– no están incluidos en el nuevo plan. Los funcionarios porteños anticiparon que no van a desplegar allí a ninguno de los 2000 integrantes de la Policía Metropolitana.
“Vamos a intentar cuidar a los pacientes, médicos, enfermeras y docentes. Allí donde ellos acepten de común acuerdo, vamos a remplazar a la policía que nos retiró el gobierno nacional por seguridad privada”, prometió el jefe de gobierno porteño

“Macri anunció que mandará a la Metropolitana y seguridad privada a los hospitales. ¿Y si nos hubiéramos ahorrado esta semana de histeria?”, se preguntó Gabriela Cerruti (de Encuentro por la Equidad y la Democracia).
Aníbal Ibarra, ex jefe de gobierno, a su vez, señaló: “Este conflicto está armado por Macri porque le conviene en un año electoral. Ahora Macri reconoce que va a cubrir con seguridad privada. Si el conflicto llegó hasta acá es por él. Y si hay puntos donde tiene que mandar policías de la Metropolitana, lo tendrá que hacer. Tiene 2000. El problema es que le lucen más en Villa Urquiza.”
La decisión de Macri no alcanza a las seis escuelas donde había custodia de la PFA, ni a otros 18 hospitales desplegados en la Ciudad, ni a ninguno de los 16 Centros de Salud y Acción Comunitaria (CeSAC) que contaban, hasta hace una semana, con presencia de la PFA (además de que todos cuentan con un agente de seguridad privada). El caso de los CeSAC alimentó ayer todas las intrigas. El jefe del gremio de los médicos municipales, Jorge Gilardi, dijo que “el gremio no está de paro, pero los médicos no fueron a trabajar”. Algunos de los CeSAC que no abrieron las puertas no tenían asignadas horas adicionales de policías federales.
El pronóstico es incierto. Cerca del ministro de Seguridad del PRO, Guillermo Montenegro, aseguraron que “en los CeSAC ya tienen seguridad privada”, y que en esos casos el reclamo es que “quieren policías armados”. Y agregaron: “No van a ser custodiados por ningún efectivo de la Policía Metropolitana.”
La Policía Metropolitana tiene, según números oficiales, cerca de 2000 efectivos: de 70% viene de la Policía Federal; un 10% de la Bonaerense, y de otras fuerzas del interior del país; y 500 egresaron de la escuela de policías de la propia Metropolitana. Los recién iniciados cobran 4800 pesos, y el sueldo promedio es de 8000. El grueso de los efectivos cumple funciones en Villa Urquiza, Nuñez y Saavedra, los barrios elegidos por el PRO para empezar a poner en funcionamiento a la nueva fuerza. En esas comunas, las número 12 y 15, como excepción a la regla, los policías metropolitanos custodiarán el Hospital Tornu y el Pirovano. Otro centro tendrá la misma suerte: por orden judicial, el Hospital Penna ya tiene seguridad de la Policía Metropolitana.
Pocos días atrás, se volvió a abrir una licitación para la custodia de escuelas, hospitales y edificios públicos. El proceso se había abortado meses atrás porque varias empresas denunciaron que los pliegos favorecían a las dos grandes firmas del mercado.
Ahora, con cambios en las condiciones, los funcionarios porteños volvieron a convocar a las agencias de seguridad privada para que presenten sus planes para custodiar con personas, y también con tecnología, las entidades públicas. La puja de precios y los papeleríos podrían demorar varios meses.

http://www.lanacion.com.ar/1364914-la-policia-es-reemplazada-por-vigiladores

La policía es reemplazada por vigiladores

El subsecretario de Seguridad Urbana porteño, Matías Molinero, dijo que serán aproximadamente unos 50 los custodios privados que se agregarán para prestar servicios en esos objetivos.

De esta manera, estos 50 se sumarán a los 1111 agentes de seguridad privada que ya estaban asignados a innumerables dependencias porteñas, entre ellas, los mismos hospitales. Esta dotación realiza 400.000 horas de servicios por mes, en turnos de 12 horas, por los que el gobierno porteño paga 14 millones de pesos mensuales, informó Molinero.

El costo de estos refuerzos será abonado, según dijo el funcionario, con las partidas que antes estaban destinadas al pago de los servicios adicionales de la Policía Federal.

Ayer, 16 centros de salud menores (el 3, el 4, el 5, el 7, el 8, el 10, el 11, el 14, el 19, el 20, el 24, el 30, el 31, el 32, el 35 y el 38) que funcionan en zonas riesgosas y dentro de villas de emergencia, permanecieron cerrados por la falta de policía, situación que se prolongará en los próximos días. “Si bien hay custodios privados, sirven principalmente para proteger los bienes. Los médicos nos dicen que necesitan policías para cuidarlos a ellos al entrar y salir de los centros. Todavía no está definida la solución para esos casos”, sostuvo Molinero.

$ 29 valor de la hora hombre. Es lo que le cuesta actualmente al gobierno porteño cada hora de vigilancia privada. Mientras que por la hora de servicio adicional que prestaba la Policía Federal, se abonaba 23.5 pesos.

DESDE ANOCHE, UNA AMBULANCIA EN LA VILLA 31

La jueza porteña Elena Liberatori hizo lugar a un amparo presentado ayer mismo por el Inadi y ordenó la presencia permanente de una ambulancia del SAME en la Unidad Sanitaria Nº 21 de la villa 31. La ambulancia, según se informó, arribó al lugar anoche, a las 22. En el recurso, el Inadi había incluido otras dos demandas para el gobierno porteño: la ampliación de la estructura edilicia y de los recursos materiales y humanos de la unidad sanitaria del barrio y la elaboración, en un plazo de 72 horas, de un plan de acción para atender las necesidades sanitarias de todos los barrios vulnerados que padecen problemas similares a los de la villa 31.

 

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-166087-2011-04-12.html

Al final pudo poner custodia

“Lo que está en marcha es lo que había pedido el gobierno nacional y eso confirma que no se necesita Policía Federal dentro de los hospitales” de la ciudad, puntualizó una fuente del Ministerio de Seguridad de la Nación, frente al anuncio de Mauricio Macri de que “se recurrirá a la seguridad privada” para reemplazar a los agentes federales, tras la decisión de la ministra Nilda Garré de ponerles fin a los “servicios adicionales” en edificios públicos municipales para reforzar la custodia en las calles.

Desde hoy el gobierno porteño reforzará las custodias privadas –ya existían antes del conflicto–, en los 13 hospitales grandes, de agudos, que forman parte de los 33 que hay en la ciudad.

A su vez, las autoridades nacionales pondrán custodia de la Federal en las veredas de los hospitales, como parte del plan para fortalecer la presencia en las calles para “mejorar la seguridad de los porteños”.

Macri dijo que la limitación de los vigiladores privados es que “no pueden utilizar armas”. Una fuente del gobierno porteño sostuvo que “los médicos afrontan situaciones de riesgo cuando asisten a personas heridas de bala que pueden haber sido atacadas por asaltantes, pero también haber tenido un enfrentamiento con la policía. Los médicos tienen la obligación de confidencialidad y de atenderlos sin hacer preguntas. En esos casos, el chorro se atiende y se va. Eso es un riesgo para el médico”.

Desde el gobierno nacional se replicó que “no se necesita Policía Federal dentro de los hospitales porque los problemas que ocurren son algún hurto o cosas por el estilo. Hace poco le robaron a un médico el sello y un guardapolvo, y hubo un caso de alguien que en una guardia golpeó a una médica. En todas las clínicas argentinas hay seguridad privada, dentro del lugar, y ahora se van a poner custodias de la Federal en las veredas, como servicio regular y no adicionales, de manera que el gobierno porteño no va a tener que pagar nada por ese servicio”.

Médicos comentaron que “es cierto que estamos para atender pacientes y tratar de salvar vidas, en vez de tener que asumir un rol de policías. Pero también es cierto que no hace falta que haya un policía dentro del hospital, porque ante cualquier situación de emergencia, podemos llamar al 911 o al policía que está en la calle para que intervengan”. En muchos casos, desde el hospital, los médicos hacen la denuncia policial frente a casos de mujeres o niños golpeados o ante la muerte de una persona por causas no naturales.

Alberto Binder, experto en temas de seguridad, cuestionó que el tema de la seguridad en los hospitales forme parte de “la campaña electoral”. También opinó que el gobierno porteño “no sólo está en condiciones de cubrir los lugares vacantes, sino que debe aprovechar la oportunidad para profesionalizar la custodia en los hospitales”.

Binder propuso “poner personal que no sea policial, pero que aprenda a manejar casos como el desborde de un enfermo o de un familiar. También deberían profesionalizarse los que cumplen tareas de seguridad en los estadios deportivos o en los espectáculos artísticos”.

Sobre la presencia de custodia privada en los 13 hospitales de agudos, el vocero del gobierno porteño dijo que “no se necesitará un llamado a licitación, sino que se renegociará la cantidad de personal con las mismas empresas con las que ya se tiene contrato”. Admitió que en los hospitales grandes hay “problemas más graves”, mientras que es prácticamente nula la conflictividad en hospitales como el Santa Lucía o el Lagleyze, entre otros. Luego se analizará qué ocurrirá con la custodia en los 45 centros de salud, “dieciséis de los cuáles están en zonas críticas”.

Por su parte, el diputado Aníbal Ibarra, consideró que cerrar los centros de salud “es un desprecio para la salud de la gente de menos recursos”. Le pidió a Macri que cubra las plazas de seguridad con “los hombres de la Metropolitana”.

http://www.abc.com.py/nota/envian-seguridad-privada-a-sedes-publicas-argentinas/

“La solución para que los centros de salud vuelvan a funcionar es que la ministra Nilda Garré, que es la responsable de esta ridícula decisión, vuelva a poner a la Federal”, aseguró el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
La situación se agravó cuando se conoció la muerte de un hombre en un barrio pobre de Buenos Aires, al que los profesionales de la ambulancia del servicio de emergencia porteño no habían querido dejar entrar por miedo a ser víctimas de la inseguridad, según denunció el propio Macri.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: