Posteado por: museodegrandesnovedades | marzo 14, 2011

La metropolitana se encuentra muy lejos de los lugares donde hace falta

http://notio.com.ar/sociedad/liniers-tierra-de-nadie-8702

Liniers, ¿tierra de nadie?

Es uno de los barrios más populares, diversos y transitados de Buenos Aires. Pasan por allí un millón de personas a diario. Los vecinos denuncian inseguridad y la existencia de prostíbulos con complicidad de la Policía Federal.

Los vecinos de Liniers dicen que vivir en el barrio no es para cualquiera. Otros dicen que hay que ser valiente. Algunos afirman que por más que la zona se haya tornado insegura, no se irán de allí jamás. Otros dicen que el barrio es tierra de nadie: una zona partida en dos por las vías del ferrocarril, y a metros de la General Paz, por donde circula un millón de personas por día, en donde la trata de personas, las peleas entre bandas, el paco, los robos, los asesinatos, se tornaron moneda corriente. Pero muchos vecinos no se resignan e intentan cambiar las cosas. Se movilizan en reclamo de mejoras para su barrio.
Hace tiempo que Liniers es un crisol de razas. Un lugar en donde las comunidades de países vecinos se reúnen y recuerdan su tierra, el lugar que dejaron atrás en busca de un futuro mejor que, en muchos casos, todavía no encontraron.
Los fines de semana, Liniers es un país aparte. Miles de inmigrantes salen a las calles a festejar, a cantar, a comer sus platos típicos. A añorar. Sentimientos que chocan con el todavía existente racismo de muchos. “Los que roban son los bolivianos”, se escucha decir. Pero la Policía de la zona no está de acuerdo con esa generalización. Ni tampoco buena parte de los vecinos. Aunque muchos conocen a los que manejan las redes de prostitución y del trabajo esclavo. Y todos acuerdan en que se trata de argentinos que aprovechan la necesidad de los inmigrantes.
La inseguridad y el accionar de la Policía también es otro de los temas que generan desconfianza en los vecinos de Liniers.
Una asamblea vecinal de más de 300 vecinos se auto convocó la semana pasada para manifestarse en contra de la inseguridad que aseguran existe en la zona y para denunciar a la Policía por amparar a los prostíbulos. “Están a la vista de todos los vecinos. Es evidente que la Policía no hace nada”, se quejan.
A fines del año pasado, un caso emblemático ocupó la agenda mediática: un prostíbulo que funcionaba en la planta alta de un salón de fiestas para niños y a metros de un jardín de infantes. Por las denuncias, las autoridades lo clausuraron. Pero todavía quedan otros prostíbulos y los vecinos aseguran que nadie hace nada.
Por eso, optaron por movilizarse y pedir a las autoridades mayor presencia policial y más efectividad a la hora de combatir los delitos.

Disparadores
El disparador de la movilización social en Liniers fue el caso de Carlos Valdez, un taxista de 64 años que fue asesinado en la puerta de su casa cuando salía de vacaciones el pasado 15 de febrero.
Según apuntaron los vecinos, en los días que juega Vélez Sarsfield de local en el estadio José Amalfitani (o en los que se realizan recitales, por ejemplo) en la zona se dispone la presencia de cientos de efectivos. Mientras que en los demás días, los uniformados que circulan por Liniers se cuentan “con los dedos de las manos”.
Por su parte, todos los agentes son de la Policía Federal. “La Metropolitana no pasa por acá, ni se los ve. Macri los lleva a los barrios más acomodados. Pero en Liniers, nada”, afirman los vecinos.
“Liniers es tierra de nadie”, se lamenta Hernán Poggi, periodista y vecino de la zona. “Es uno de los barrios más inseguros de Buenos Aires”, agrega.
Para Poggi como para otros vecinos, la zona es un área de disputa entre el Gobierno de la Ciudad, la Policía Federal y las redes de delincuentes.
“Es tremendo. Secuestros, robos, salideras, droga. Una combinación muy peligrosa”, dice en diálogo con Notio.

Proyectos
En tanto, desde la Comisión de Seguridad de la Legislatura de Buenos Aires (que encabeza el legislador macrista Martín Borrelli) indicaron que los proyectos en el cuerpo relacionados con la seguridad en Liniers “se remiten solamente a lograr mayor presencia policial”.
En la formalidad, los diputados porteños no cuentan con demasiadas herramientas más que solicitar más efectivos en los barrios. Pero como la Policía Metropolitana no patrulla Liniers (dada la poca cantidad con la que cuenta la reciente fuerza) los reclamos se diluyen.
“Habría que preguntarle a Macri por qué no instala las comisarías de la Metropolitana en las zonas calientes de la ciudad como Liniers y no en barrios de “mejor nivel” como Urquiza”, se cuestionaron los vecinos. “La Metropolitana es muy nueva. No alcanza para cubrir a toda la ciudad”, se sinceró el jefe de Gabinete de la administración porteña, Horacio Rodríguez Larreta.
Desde la oposición, también criticaron a Macri la disposición de la Metropolitana. El kirchnerismo no es partidario de construir más comisarías pero sí de lograr mayor “participación ciudadana” en la problemática de la seguridad.
“Se trabajará en resolver los problemas de la seguridad en todos los barrios de Buenos Aires”, indicaron fuentes de la bancada del Encuentro Popular para la Victoria, cuyos integrantes se reunieron con la ministra de Seguridad, Nilda Garré. Pero por lo bajo, admiten que el trabajo será “territorial” y que no está en los planes -por lo menos en el corto plazo- la presentación de proyectos legislativos para la zona de Liniers.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: