Posteado por: museodegrandesnovedades | febrero 27, 2011

Precintos (12)

http://www.lachacritaonline.com.ar/algo-mas-sobre-los-talleres-guzman/

ALGO MAS SOBRE LOS TALLERES GUZMAN…

Lo importante en temas de seguridad no es tanto reprimir sino prevenir.

El gran error que se cometió con la Policía Metropolitana es haber creado una fuerza reciente basada en la represión del delito y no en la prevención. Tiempo atrás llega a esta redacción un mensaje vía correo electrónico anunciando un fallido intento de secuestro virtual, pero más que anunciar las formas de evitar se basaba en el elogio de las fuerzas de seguridad para desbaratarlo.

¿Cómo se lo evita? Aún nos gustaría saberlo y que nos lo cuenten los especialistas más que elogiarse.

Si una fuerza de seguridad basará su accionar en reprimir casos delictivos no le alcanzarán medios para el logro y probablemente, quedará expuesta a la obtención de nuevas y más fuerzas.

¿Cómo se previene el delito? Al igual que en temas de salud, la prevención resulta más barato en lo económico pero también más eficaz. Justo es decir que la cura de la enfermedad resulta más cara y a veces, por la falta de prevención, se llega a casos fatales.

Los temas de inseguridad deben ser analizados con seriedad, sin medios caminos, interpretando el barrio en su conjunto y no por meras parcialidades. No es suficiente enfocar o parcializar la mirada en un solo punto.

Nuestros barrios, digamos la zona compuesta por las Comunas 13, 14 y 15 fueron ganadas por la pasta base producto de desacuerdos entre la nación, la provincia, las empresas concesionarias de trenes y el gobierno porteño quienes se deben olvidar de los “sueños electorales” trabajando en forma conjunta más que pensar en cómo enfrentarse mejor.

Unos y otros parece que se han lanzado a una competencia para ver quien la tiene más larga tomando los talleres Guzmán como teatro de operaciones.

Unos olvidando que si se oponen al precinto en el lugar bajo un argumento que a pocas cuadras está la seccional Nº 29, con el mismo criterio a unas diez cuadras en Paternal se encuentra un polideportivo y a otro tanto, también está el de Colegiales. La coherencia indica que aquello que es válido para un caso también lo es para otro.

Pero la cosa es enfrentarse, mediar fuerzas, entretanto a los pibes se los sigue “empacando”, se los sigue utilizando como carne de cañón y se los sigue utilizando para fines inconfesables.

Los políticos de uno y de otro lado están en campaña y cuando esto ocurre las necesidades de la gente van a parar a un segundo orden.

Por otro lado la xenofobia estéril o la discriminación delictiva (porque discriminar es un delito también), con total desfachatez adjudica a la inmigración vecina los males de inseguridad obligando a preguntar donde hay un criollo de pura cepa porque en Buenos Aires co-existen italianos, españoles, árabes, judíos y demás colectividades de reciente llegada al país.

Para colmo de males, la primera inmigración, la africana traída por la fuerza fue masacrada en los campos de batalla por “los europeos condenados a vivir en América”, como se autodefiniera la ilustrísima de altísima prosapia como lo fue sin duda la generación del ochenta.

¿Unos y otros dejarán de lado su mezquina lucha por los espacios de poder? ¿Alguna vez definirán qué hacer con los terrenos fiscales de los ex ferrocarriles sin pelearse o sin ponerse los guantes de boxeo?

Mientras los políticos se pelean, miden fuerzas, a los vecinos se los sigue robando. ¿Es que alguna vez entenderán que la de ellos es una función pública o seguirán “negociando” las ubicaciones en las listas de diputados o senadores como dijera sin ponerse colorado de vergüenza por su falta de formación democrática un impresentable ex Ministro de Fernando de la Rúa?

No se trata de represión del delito sino de prevenirlo; no se trata de modernizar picanas o disfrazarlas resultando lamentable que desde un gobierno se alimente un armamento que la historia enseña puede ser utilizado para cometer delitos gravísimos.

Es tiempo de actuar con seriedad –es lo que falta- y que se olviden un poquito de sus necesidades electorales. Unos y otros, más que hablar tan lindo o usar propuestas de museo desgastadas por su uso e incluso por el fracaso de sus teorías en todos lados, sería saludable el estudio concienzudo haciéndolos público sobre posibles desarmaderos si es que los hay, saunas si existiesen, y digan que hacer con los galpones e inescrupulosos que acopian cartones y papeles como se ve en las cercanías del trazado del ex ferrocarril San Martín y más precisamente, en el barrio de la Paternal.

¿Más que ladrar contra los cartoneros porque no controlan a los acopiadores? ¿Más que acusarlos de ensuciar la ciudad por qué no los organizan en cooperativas?

Unos y otros, los políticos claro, están en campaña. Sería interesante que mientras unos quieren curar el cancer con un geniol –en esto ha devenido el uso de algunas teorías de izquierda-, otros más que victimizarse empiecen a actuar con la seriedad que alguna vez prometieron y no han cumplido…

Es tiempo que unos y otros aprendan que la política es la forma más alta de la caridad como dijera una Encíclica Papal que, por supuesto, unos y otros, no pueden entender…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: