Posteado por: museodegrandesnovedades | enero 11, 2011

El gran hermano (pero no el de la tele el del libro) (2)

http://www.ambito.com/noticia.asp?id=563185

Duras críticas al Gobierno porteño por sumar a los vigiladores privados a las tareas de seguridad pública

Desde el bloque de Proyecto Sur, hablan de “una improvisación más” del ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro.

En la Coalición Cívica la calificaron como una“propuesta electoralista y marketinera que no tiene consenso político”.

Y desde el despacho del sabattelista Gonzalo Ruanova afirmaron que es un plan “tremendamente controvertido” porque la seguridad la tiene que brindar el Estado, y no la población civil.

Rafael Genetili, vocal de la Comisión de Seguridad de la Legislatura, aseguró que “en el plan de seguridad que envió el Poder Ejecutivo al cuerpo no se contempla ninguna medida este tipo, con lo cual queda demostrado que es una acción totalmente improvisada”. Genetili planteó que es una disposición “totalmente equivocada” por tres razones.
La primera apunta a la no retribución económica del personal privado por las nuevas funciones. “¿Porqué le vas a agregar una tarea que excede su ámbito de trabajo para lo cual le pagan, y además hacerlo gratis?”, se preguntó. La segunda refiere al rol de controlador del Estado capitalino de esas firmas. “Las funciones del controlado con el controlante deben estar lo más alejadas posibles. Acá las acerca y las superpone. Montenegro es el mismo que controla a las empresas y la vez es el que les pide colaboración. Hay una contradicción de incompatibilidad manifiesta”.
La tercera responde a una posición ideológica. “Quieren sumar paranoia a un problema que ya existe. La paranoia termina en abusos, en excesos, en mayores niveles de violencia en la sociedad”, sostuvo Gentili.

Sobre la “red de comunicación informal”, el diputado de Proyecto Sur consideró que con esta medida buscan “transformar a toda la población en policía sin ningún criterio de qué es delito y qué no, cuándo una persona es sospechosa o no. En todo caso, ya existen los teléfonos donde cualquier cuidando puede llamar para que la policía intervenga”.

Para el legislador de la Coalición Cívica Juan Pablo Arenaza, antes de lanzar estas iniciativas hay que hacer “un trabajo previo” porque “tiene que estar muy controlado”, además de pasar por la Legislatura. “Hay que gente que con un curso de un mes, sin ningún tipo de preparación, ya está trabajado. Este tipo de medidas tan controvertidas tiene que tener apoyo político, porque sin algún tipo de consenso nacen mal. Debería pasar por la Comisión”, afirmó.

Pero el carrioísta vicepresidente de la Comisión de Seguridad va más allá y planteó que la seguridad privada en la Capital está “muy descontrolada”. “El Gobierno ni siquiera tiene una base de datos confiables para ver quién está en las empresas de seguridad privada, en términos general no estoy de acuerdo”, expresó.

Desde el despacho del legislador Gonzalo Ruanova, vocal en la Comisión por nuevo Encuentro, un asesor experto en este tema reveló que la ley de seguridad pública ya tiene incorporados mecanismo de participación civil para prevenir delitos. “La legislación es rica en eso. Lo que ocurrió es que este Gobierno no lo puso en operatividad. Hace más de un año que los foros de seguridad o de participación ciudadana están incluidos en la ley, mecanismos ya hay”, recordó el especialista que trabaja para el diputado del moronense Martín Sabbatella.

Ante la ausencia de un proyecto de ley, el colaborador de Ruanova agregó que para poner en marcha el sistema de alertas es necesario un decreto o una resolución que fije claramente los parámetros mínimos para emitir una señal a la Metropolitana. “Sería bueno que se haga bajo un protocolo. Lo malo es que se haga de manera desordenada. No puede avanzar sobre algo tan sensible sin dar algunos visos de normatividad. No contar con un protocolo no normativizado es una barbaridad”, indicó.

Al desmenuzar la propuesta, Montenegro mencionó que este sistema se aplica en distintos países del mundo. En Italia, por ejemplo, se lo conoce como las patrullas ciudadanas de Silvio Berlusconi. En Uruguay una experiencia similar terminó en fracaso. Se intentó incorporar a los taxistas frente a hechos reiterados de inseguridad de noche, que mediante una luz alertaban a la autoridad más cercana. Pero esa práctica generó un alto índice de conflictividad porque victimizó a los choferes de taxis, que no estaban capacitados para realizar esa tarea. Alertaban compulsivamente, no actuaban bajo protocolos de normatividad y aumentó la víctimización de los taxistas porque se los interpuso en el medio de un conflicto de seguridad.

Las tres fuentes coinciden que es un anuncio electoralista.“Lo que hace Macri es largar este tipo de cosas que después no llegan a ningún lugar, son electoralistas y marketineras, como con los motochorros o los trapitos. Es muy imprudente”, sostuvo el cívico Arenaza.

El asistente Ruonova consideró que “si esto solamente se lo quiere presentar desde un punto de vista espectacular y novedoso no se van a generar soluciones, se van a atraer problemas”.

Para Gentili, Montenegro “inventa cuestiones efectistas que intentan hacerlo aparecer que él está preocupado por algo”.

Esta mañana, al término de la habitual reunión de gabinete semanal Mauricio Macri dijo que sumar a los vigiladores privados a la PM “es un paso más para trabajar con más eficacia en la prevención y para poder cuidar mejor y llevar tranquilidad a la gente”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: