Posteado por: museodegrandesnovedades | diciembre 6, 2010

Otras fuerzas: las fuerzas del mal (3) Esta vez la policía de Formosa contra los Qom y la Bonaerense contra los mapuche

En un Criminal Mambo hacen una muy buena lectura de sobre lo que significan las fuerzas represivas del estado y traen a colación el caso de los Qom en Formosa. Lo que no estamos de acuerdo es con despegar el accionar de la policía provincial formoseña del proyecto político del gobierno nacional.

Si no alcanza con la profundización del modelo extraccionista, exportador y sojero: ver sino http://tiempo.elargentino.com/notas/biodiversidad-contracara-de-sistema-basado-monocultivo

También ese modelo implica el desalojo violento de los pueblos originarios.

Al servicio del poder (Por Un Criminal Mambo)

http://uncriminalmambo.blogspot.com/2010/12/al-servicio-del-poder.html

Lupus, lo sucedido hace algunos pocos días en la provincia de Formosa desentraña varias situaciones paralelas, particulares y perversas que padecen los miembros de la comunidad toba-qom La Primavera.
Uno de los temas centrales es el constante avasallamiento de su territorio (legalmente reconocido) y el aislamiento al que se ven sometidos. Porque una cosa es poder vivir como uno “ancestralmente” desea y otra muy distinta es estar condenado a pobre o indigente.
En este escenario a nosotros nos ocupa el caso de las fuerzas de seguridad. Quisiéramos poder decir que es necesario cambiar muchas cosas en las provincias de nuestro país, en las estructuras feudales que permanecen intactas, en los círculos que se reparten el poder permanentemente y excluyen al pueblo como sujeto real de transformación y superación de las inequidades. La discusión sociológica, antropológica nos excede. Nos excede en el marco de lo que podemos abarcar desde Criminal Mambo pero no en la expresión de lo político. No queremos más provincias que vivan bajo una lógica feudal, que perpetúen las inequidades, las injusticias y el sometimiento en la ignorancia.
La fuerza policial al servicio del poder (político, judicial y económico):
En muchas provincias de la Argentina la policía es el brazo armado del poder y responde a este y por este. No es una fuerza que prevenga el delito, no esta pensada para eso. Existe para reprimir a todo lo que se oponga a los distintos poderes que gobiernan y operan en la provincia desde hace mucho tiempo.
Ese aparato represivo permanece enquistado y nadie ha buscado cambiarlo jamás. Porque responde a la lógica de cómo se gobierna en una provincia independientemente del signo político que tenga el gobernador.
Da la impresión que en muchos casos las estructuras del Estado sirven para perpetuar los poderes permanentes. No existe reconocimiento para el pueblo salvo como legitimador electoral y económico del poder. Tanto da para votar como para defender al patrón.
El caso de Formosa es mucho más explícito y patético, la comunidad qom ni siquiera es reconocida como parte del pueblo. Es ignorada y perseguida.
Desde lo político, tampoco queremos que quien suscriba al proyecto nacional y popular que encabeza Cristina no solamente no modifique estas situaciones sino que por el contrario las legitime y no pueda dar respuesta, cambiarla o combatirla. Algo. Si estás acá esto no puede pasar nunca más. Y no porque el suceso no vuelva a repetirse sino porque la situación que le dio origen debe modificarse de plano.
En tanto la disputa política y social debe darse en modificar radicalmente ese status quo, algo se debe hacer mientras tanto. Y eso que se debe hacer tiene una punta en la fuerza policial. La concepción como brazo armado del poder debe cambiarse. Nada es repentino, pero debe comenzar a construirse una nueva fuerza policial que tenga como precepto defender los intereses populares. Lupus puso algo acá sobre la Policía Metropolitana, en el sentido de que es preciso definir a que gente se va a escuchar, a quienes se va a proteger. Para comenzar nosotros preferiríamos hablar de pueblo.
Esta policía no va más. Gran oportunidad para reformarse. Y gran oportunidad para el gobernador de iniciar un proceso transformador de la provincia que quiebre con las estructuras de poder que existen desde antaño.
Para terminar te dejo unas palabras de Bayer al respecto, que tira una buena.
Abrazo, Rulo
Osvaldo Bayer:
(…) Otra vez fueron atacadas las tierras comunitarias de los pueblos originarios, la colonia toba La Primavera, en Formosa. En el ataque cayó muerto el dirigente de ese grupo étnico y, al defenderse ellos, cayó un policía atacante. Y quedaron destruidas decenas de viviendas de los residentes de esa comunidad, amén de otras instalaciones. No puede ser así. Nunca más esos procedimientos para con las comunidades de los pueblos originarios. Después de las experiencias históricas debemos aplicar otros métodos. Primero, ante todo, respetar sus tierras comunitarias y no basarse en que “no tienen títulos de propiedad”. Si llegara el caso en que la Justicia cree tener razón, entonces iniciar conversaciones, llamar como testigos a las organizaciones de derechos humanos y a sus abogados y dialogar para encontrar soluciones. No enviar ni a la Gendarmería ni a la policía a tiro limpio o a quemar viviendas y dejar tierra arrasada. El caso de Formosa, que acaba de ocurrir, está claro. El señor Celía, un colaborador de la última dictadura militar de la desaparición de personas, es el que gritó “esa tierra es mía, mía, mía”. Y allí mismo el ataque. Parece un film del Lejano Oeste. No, así no. El caso de las tierras comunitarias debe ser tratado, como decimos, en otras esferas muy informadas. Y donde se tengan en cuenta los intereses de esas familias, los de sus hijos y las oportunidades de trabajo.”
No al milico con palo y pistola que grita “¡Indio de mierda!”, sí a la experiencia de siglos que nos habla de la injusticia con que se trató a los pueblos hijos y ocupantes de estas tierras por siglos y siglos antes de que arribaran los que vinimos de los barcos. Además, la Justicia tiene que preguntarse: ¿para quién la tierra? ¿Para el extraño con relaciones en “las altas esferas” con plata en el bolsillo o para numerosas familias que viven en comunidad, con sus hijos, sus tradiciones, su cultura? ¿Para quien canta a la Pachamama y saluda al sol en esas latitudes desde hace siglos o para el señor Benetton que fabrica ridículas camisetas en el Norte italiano y gana billones? Al señor Celía, a los políticos comprometidos con el asalto, a los milicos golpeadores, yo les cantaría hoy en la cara: “Ved en trono a la noble Igualdad, Libertad, Libertad, Libertad”.

Sin embargo, mucho más acá, en la provincia de Buenos Aires… Donde supuestamente la policía no es tan feudal como en Formosa, ¿no Rulo? Mucho menos explícito y mucho menos patético, ¿no? Aunque mucho más explicita la relación entre el Proyecto Nacional y Popular y el gobernador Scioli que en Formosa con Insfrán.

Desalojan a Mapuches de sus tierras en Los Toldos

El domingo 21 en la localidad de Los Toldos se produjo el desalojo de las familias mapuches de las tierras en las que vivían.

De acuerdo a la abogada, Cecilia Jufré, el desalojo del domingo se realizó fuera de tiempo a las 23 horas del domingo y resaltó que fue golpeada por personal de infantería.

También resaltó que no se cumplió con los tiempos exigidos ya que el expediente está en la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires y además la Ley 26.160 los ampara.

La historia reciente

El viernes 40 efectivos del Grupo de Apoyo de la Jefatura Junín (grupo de la policía bonaerense) desalojaron a una familia mapuche del campo que están reclamando como propio. La orden surgió del Juzgado de Garantías Nº 2 de Junín y fue aplicado por la Ayudantía Fiscal de General Viamonte.

El jueves 18 de noviembre a las 16:30 hs., 40 efectivos del Grupo de Apoyo de la Jefatura Departamental de Junín (GAD) ingresaron en campos que habían sido recuperados por una familia integrante de la de la Comunidad Hermanos Mapuche de Los Toldos, y desalojaron a los mismos.
Se trata de una toma de recuperación de tierras que lleva adelante la familia González Corón desde el mes de mayo y abarca aproximadamente 293 hectáreas que, según denuncian los mapuches, les pertenecen. Esta situación trajo la complejidad del caso cuando quien se considera el actual propietario, Sr. Liffourena, hizo la correspondiente denuncia y comenzó el primer paso judicial que llevó a esta determinación judicial, en contra de la familia mapuche.

El grupo GAD, liderado por el Comisario Inspector Enrique Medina de la ciudad de Junín, fue acompañado en el operativo por personal de la Policía comunal de General Viamonte y la orden de desalojo fue dictada por la Jueza de Garantías Nº 2 de la ciudad de Junín, Dra. Marisa Miriam Muñoz Saggese.
Al momento en que los uniformados llegaron al campo, la familia González se encontraba ausente del mismo debido a que uno de ellos debió ser operado. Esto permitió que el operativo solo se dedicara a tomar posesión sin ningún tipo de resistencia ni enfrentamiento. Lo llamativo del caso es que la guardia de los mapuches en el campo fue constante, y en dos días que se ausentaron, se dictó y accionó el desalojo.
Además, es llamativo que semanas atrás el Juez José Luchini, reconociendo el concepto de espiritualidad y de pertenecía de los pueblos originarios, comprendidos tanto en la Constitución Nacional y Provincial, dictó la resolución de frenar los pedidos de desalojos de los campos recuperados por las familias Salazar y González hasta que se expida la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. Esta nueva acción judicial dictada por la Jueza Saggese va en dirección opuesta a la de su colega.
Esta toma de territorio se enmarca en una nueva etapa de recuperación que tres familias llevaron adelante sobre el Cuartel II de General Viamonte donde se ubican 16.4500 has. que en 1866 y 1869 les fueran donadas al Cacique Ignacio Coliqueo y su Tribu como estrategia de resguardo de la frontera bonaerense de entonces. Desde aquella entrega de propiedad, y luego de la muerte del Cacique, el territorio ingresó en una zona oscura de dominios encontrados, escrituraciones válidas e inválidas y reclamos diversos que con las nuevas generaciones de mapuches, vuelven a presentarse en los juzgados.
Las familias que tomaron territorios en los últimos meses son la González Corón, Salazar y Coliqueo.

ANTECEDENTES

El juez Luchini frenó el desalojo en campo de familia Salazar

Luego de las tomas de los territorios, y como era de esperarse, se generaron diversos hechos de violencia, por lo que la Justicia ordenó la custodia permanente de los terrenos. Aún hoy se puede ver un camión de Policía Junín custodiando frente a la toma de la familia Salazar.
Oscar Farías, representante de la comunidad Nahuel Payun de Junín que acompaña las acciones de recuperación, señaló que la medida adoptada por el juez es muy importante, “festejamos que se haya interpretado nuestra lucha ancestral de recuperar lo que es nuestro”, dijo. Farías dijo además que la comunidad ya había decidido resistir “pacíficamente el desalojo, que se había fijado en 20 días”. Ahora se está a la espera de lo que resuelva la Corte bonaerense. “Somos muy respetuosos de lo que diga la justicia, y que la causa siga su debido proceso”.

“Yo viví siempre acá, -cuenta Demetrio Salazar- pero en el rincón, costeando el alambrado. Ahí vivimos, en dos hectáreas. Nací acá y acá eduque a los chicos. Soy hijo de Demetrio y mi madre Justa Capan de Salazar. Mi padre era medio gringo, vasco, y mi madre paisana.

La vida en el campo tuvo momentos bueno, otros malos. Épocas de agua y de cosecha. Era para todos igual, paisanos y blancos.
Lo de este campo es como una novela. Este campo fue arrendado por mi tío abuelo. Y no sé lo que le pagaba, porque le daban mercadería por seis meses y a los seis meses le cortaron. Y se hicieron dueños del campo! después murió el tío, y se hicieron dueños del campo. Murió el viejo y el hijo vendió el campo a otro, y este a otro, y así a hoy.
Lo engañaron con la cuestión de la escritura, si te he visto no me acuerdo, le daban un poco y arreglate. Y acá, esperar la escritura es como esperar lo que ya esta muerto, no tiene remedio. Porque no había escrituras acá. El campo no tenía escritura, por eso a veces te dicen que si quiere el gobierno viene y te saca el campo.
Y anduvimos tratando de arreglarlo… pero… de gusto, venga tal día, llegamos y hoy no esta el abogado, venga pasado mañana, y a lo ultimo, mi padre se enojo y le dijeron que tenia que poner el abogado si queríamos el campo, y ¿con que lo íbamos a pagar? Y le dije a mi padre… dejalo. Algún día será nuestro… Y parece que llegó, que me sintió…
Hoy me siento contento pero desconfió un poco. Nos han engañado tantas veces. Pero hay que aguantar, esto es para mis hijos”.

Héctor González y su primo Daniel nos relatan su situación. “Sabíamos que nuestros viejos andaban en juicio por el tema del campo, pero no sabíamos porqué. No sabíamos nada. Y nos juntamos con los primos a buscar. Encontramos que el campo se había vendido a un Sr. Pero éste no se los había pagado. Solo le habían pagado un 33% y nada más. Esto fue en el año 1986. El campo lo vendió en 36000 australes. Pagaron 10000 y 4 cheques de 500 que mi papa nunca pudo cobrar. Y después, tendrían que haber depositado la plata en caja de ahorro. Y nunca nada. Y hace unos meses decidimos ir a verlo para que nos termine de pagar lo que corresponde, pero nos dijo que no. Que no nos iba a pagar porque ya le había pagado a los abogados. Entonces nos pusimos buscar los papeles, hablamos con abogados y nos aconsejaron que nos metamos. Y ya estamos acá. Ahora nos quieren sacar. Vino un empleado a sacarnos. Nosotros no fuimos violentos con ellos, y ellos tampoco, pero cortaron alambres, se meten con la camioneta, nos intimidan. Pero ahora estamos acompañados por la Comunidad mapuche, y eso nos da más fuerza.

Él dice que tiene escritura, pero hasta ahora no presentó nada. Y seguro que no tiene nada.
Yo llevo a mi viejo acá en la sangre. Y él murió en el pueblo, muy pobre, cortando yuyos con un rastrillo… Le parece?

La tensión continúa

Todavía no hay resolución de la corte, aún están los mapuches bonaerenses resistiendo y mientras tanto, la policía bonaerense sigue reclutando en la zona de conflicto todos los uniformados de la zona de Junín y alrededores.

Tensión en Los Toldos: una mujer mapuche amenazó con suicidarse en un desalojo

Los González Corón se encadenaron en la puerta del Municipio de Los Toldos

Varias horas de tensión se vivieron en Los Todos ayer, cuando un grupo de 50 efectivos del Grupo de Apoyo de la Jefatura Departamental de Junín (GAD) ingresó al campo que los Salazar habían recuperado hace unos meses, y de manera violenta intentó llevar adelante la orden de desalojo firmada por la jueza Marisa Muñoz Saggese. La desesperación llevó a que una de las integrantes de la familia Mapuche, encadenada a un poste, amenazó suicidarse.
Todo esto pasó mientras funcionarios del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) estaban en Los Toldos, dialogando con miembros del Ejecutivo de ese municipio, para intentar solucionar los problemas de las familias González Corón y Salazar.
Hace dos semanas los González Corón fueron desalojados del campo que habían recuperado, con un despliegue policial similar al utilizado ayer. Salvo que en aquella ocasión no había integrantes de la familia en el predio.
“Mientras estábamos debatiendo en la Municipalidad se produce este intento de desalojo en el campo de los Salazar”, contó Oscar Farias, referente de Derechos Humanos y Asuntos Indígenas. El militante social fue testigo de la violencia empleada por los efectivos durante toda la jornada de ayer.
Farias dijo que el accionar de la policía fue desmedido e inentendible, “ya que estamos hablando de una familia totalmente pacifica, que con sus chiquitos estaban en el medio del campo. La verdad fue vergonzoso lo que pasó, porque se trató a la familia como delincuentes”, señaló.
Además dijo que el desalojo fue arbitrario e irregular ya que ni la familia, ni la abogada que los patrocina recibió la notificación del desalojo. “Patrulleros, camionetas, un camión y muchos efectivos, habían cercado los caminos para impedir que pasemos a ver a la familia”.
En ese momento, Gabriela Salazar se encadenó a un poste, se subió sobre tres garrafas y mientras prendía un encendedor se apoyaba un cuchillo sobre la yugular y, a los gritos, decía que se iba a matar si no frenaban el desalojo.
“Estuvo así durante siete horas, hasta que se logró suspender el desalojo”, dijo Farias, que todavía no podía creer lo que había vivido durante la tarde.

El freno del desalojo, ordenado por la jueza de Garantías Nº 2, Marisa Muñoz Saggese, es momentáneo, pero trae un poco de tranquilidad a la familia Salazar.
Familia encadenada
Tras el desalojo de las tierras que había recuperado, los González Corón se encadenaron en la puerta del Municipio de Los Toldos reclamando por la restitución de los campos que por herencia cultural les pertenecen.
Esta situación se había logrado descomprimir, hasta los hechos ya relatados, aunque se cree que la suspensión del desalojo generará un alivio en ambas familias.
Esta toma de territorio se enmarca en una nueva etapa de recuperación que tres familias llevaron adelante sobre el Cuartel II de General Viamonte donde se ubican 16.450 hectáreas que en 1866 y 1869 les fueran donadas al cacique Ignacio Coliqueo y su tribu como estrategia de resguardo de la frontera bonaerense de entonces. Desde aquella entrega de propiedad, y luego de la muerte del cacique, el territorio ingresó en una zona oscura de dominios encontrados, escrituraciones válidas e inválidas y reclamos diversos que con las nuevas generaciones de mapuches, vuelven a presentarse en los juzgados.

http://www.bragadoinforma.com.ar/modules.php?name=News&file=article&sid=3723

http://www.informajunin.com/41464/desalojan-a-mapuches-de-sus-tierras-en-los-toldos.html

http://argentina.indymedia.org/news/2010/12/763115.php

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: