Posteado por: museodegrandesnovedades | diciembre 2, 2010

Cortitos y al pie (17)

Wikileaks

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-157900-2010-12-02.html

Entre el festival de cables de los últimos días, hubo uno –el 234442, rotulado como “confidencial”– dedicado al jefe de Gobierno porteño. Se refería a un encuentro del 9 de noviembre del año pasado entre Macri y la embajadora, del que participaron también Guelar, el secretario general Marcos Peña y el secretario de Relaciones Internacionales de la ciudad, Fulvio Pompeo.

El cable registró que Macri “dijo que sospechaba que el gobierno nacional estaba deliberadamente permitiendo estragos en las calles para sabotear a la Policía Metropolitana”.

Problemática entre la PM y Parque Chacabuco

http://chacabuco21.blogspot.com/2010/12/problematica.html

En el Parque Chacabuco, el ruido de los autos que circulan por la autopista 25 de mayo no alcanza para tapar las quejas y los reclamos de los vecinos, enfrentados al Gobierno de la Ciudad tras la frustrada construcción de una bajada para la autopista y la instalación de la Policía Metropolitana en el predio. A eso se suman problemas “históricos” del Parque, como la falta de seguridad y de mantenimiento, y la circulación de autos por las calles internas del Parque, inaugurado en 1905.

Aunque la bajada y la subida de la 25 de Mayo tuvieron que ser destruidas, los vecinos denuncian que el Gobierno puso en marcha un nuevo proyecto sin consultarlos. “Hicieron una reunión en el CGP Nº7 el último viernes del año y no avisaron a los vecinos. Tampoco dejaron un plano para que la comunidad sepa qué van a hacer”, se quejó Adrián Placenti ante la cámara de Testigo Urbano.“Nadie sabe cuál es el proyecto”, agregó Julia Ororbia.

Otro de los puntos conflictivos comenzó con el desembarco de la Policía Metropolitana,en un predio que pertenecía a la Guardia Urbana, y con la utilización del Polideportivo para la preparación física de los aspirantes. El Polideportivo tiene que ser para los vecinos y para la gente, no para el entrenamiento de la Policía”, sostuvo Placenti. ¿En qué los perjudicó?. Según los vecinos, “se corrieron los horarios de los chicos”. Actualmente, lo usan tres escuelas para hacer educación física.

A esos reclamos se les suman los “históricos”. Los vecinos y usuarios del Parque piden que se declare área de Protección Histórica a través de una ley, lo que impediría nuevas construcciones. Ocurre que de las 22 hectáreas iniciales, el predio hoy sólo tiene 16. También hay pedidos para que se impida la circulación de autos por las calles internas. Y que se aumenta la seguridad. “No hay cuidadores ni guardianes”, dijo Ernesto Aguilera. “Los chicos del turno vespertino han sufrido robos”, confirmó Oscar Zabalegui, delegado gremial de UTE.

Durante una recorrida por el lugar se comprobó que el estado del Parque no es el mejor. Además, debajo del puente hay indigentes viviendo, que conviven con los vecinos que concurren a un centro cultural.

La Metropolitana y la gente (por un Criminal Mambo)

http://uncriminalmambo.blogspot.com/2010/12/la-metropolitana-y-la-gente.html

Rulo, hoy la Policía Metropolitana supuestamente comienza a recorrer y “custodiar” otros seis barrios de la Ciudad: Chacarita, Parque Chas, Agronomía, Villa Ortúzar, Villa Crespo y Paternal (Comuna 15). ¿Cómo la ves? Dicen que son 600 los polis que saldrán a la calle con 36 patrulleros y 14 motos. La idea, parece, es acercarse más a la “gente”. La idea siempre es que la “gente” los vea, hablar con la “gente”. La policía de proximidad (de origen francés) o la policía comunitaria (del ámbito anglosajón) fue presentada siempre por el gobierno de la Ciudad como sinónimos y definida como de acercamiento a la “gente”. Primero que no son lo mismo (aunque eso acá y ahora no importa) y segundo que más que acercarse a la “gente” el objetivo de este tipo de policías es alcanzar un consenso en la ciudadanía que legitime la actuación policial.
En el mismo sentido superficial, los discursos cortos, los lugares comunes y los tiempos televisivos nos muestran que Macri, Montenegro y Burzaco quieren una policía que “resuelva los problemas de la gente”.
Pero hay una pregunta, Rulo, que nadie está haciendo, por lo menos en el debate más conocido, y tiene que ver con la vaguedad del concepto “gente”: ¿A qué gente la Policía Metropolitana tiene que escuchar, se tiene que acercar y le tiene que resolver los problemas?. En un barrio de clase media hay, por ejemplo, señoras mayores que se quejan de los ruidos molestos de los jóvenes, comerciantes que piden estacionar los camiones con mercadería en lugares y horarios prohibidos, automovilistas profesionales y de buena familia que no respetan ninguna señal de tránsito, cadetes, propietarios, inquilinos, linyeras, cartoneros, barrenderos, vigilantes privados, empleados bancarios, banqueros, rateros, abusadores, golpeadores, violadores.
Nadie le preguntó a Burzaco o a Montenegro a qué tipo de gente van a escuchar para definir sus políticas de seguridad. Yo me lo puedo imaginar. Pero nadie lo contó. Un barrio tiene tantas miradas como gente, tantos problemas como soluciones, tantos conflictos como consensos. ¿Dónde tiene que mirar la Metropolitana? ¿Qué les dijeron para cuando salgan a la calle? “Acérquense a la gente, hablen, den respuesta”. Cuando no hay convicciones, ni línea política fuerte para respetar la diversidad y los derechos humanos, la policía acostumbra a ver con el ojo derecho.
El otro día una señora mayor se acercó a un poli de la Metro y denunció que había una persona que entraba y salía de su edificio y era de un aspecto raro, y bueno, el uniformado se acercó a la señora, de tez blanca, con años en el barrio, esa señora era “gente” para ese policía. Y el metropolitano paró a ese hombre, no tan blanco, no tan “gente” y le pidió documentos a esta persona, que no era “gente” para la mirada del Metro, el muchacho le dijo que nada estaba haciendo de malo y el Metro no estaba identificado y no dio explicaciones y el muchacho era un obrero contratado por el propietario de otro departamento, que no sabemos si es “gente” o no. El damnificado pidió explicaciones y el poli le dijo: “nosotros le creemos a la señora y usted cayese y no haga tantas preguntas”. “¿Y qué me va a pasar a mi?”, le preguntó el muchacho. “Ya te vas a enterar”, cerró el nuevo policía.
Lo que tenemos que discutir es la matriz policial, los prejuicios, la formación, y, por supuesto, la ideología. La “gente” no existe, es una bolsa negra vacía que cada funcionario o periodista la llena como quiere. Y generalmente cuando la abrimos nos encontramos con una bolsa de gatos.

Observatorio Nacional del Delito y la Violencia (por un Criminal Mambo)

http://uncriminalmambo.blogspot.com/2010/12/observatorio-nacional-del-delito-y-la.html

Lupus, aquí te mando el anteproyecto de ley de creación del Observatorio Nacional del Delito y la Violencia que fuera presentado hace algunos días en el Congreso de la Nación. En principio me parece que esta súper bien.
Lo que pasa es que me surgen muchas dudas con la implementación. La articulación con tantos distintos actores (ministerios nacionales y provinciales; justicia nacional y provincial, fuerzas de seguridad de todo el país, organizaciones sociales) sumado a los diversos cambios que obligará a realizar en el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos por la superposición de funciones me da que se complica.
El Observatorio trabajará con información sensible. Veo difícil que tooodas las agencias involucradas colaboren en tiempo y forma. Manejar data es manejar poder. Poder que hoy tienen estas agencias y que dudo quieran delegar gratuitamente al Observatorio.
Para que esto funcione es pertinente dar una discusión muy fuerte y lograr acuerdos sustantivos al más alto nivel. Para que esto de verdad sirva es necesario que el gobierno nacional lo tome como propio y “convenza” a las provincias y al poder judicial de su utilidad. Difícil nuevamente.
¿Cómo hacer entonces? Ni idea. Me parece que el Observatorio debería ser fruto de una construcción al revés. Que parta de una necesidad compartida y visibilizada por todos. Que el gobierno nacional entienda que es preciso modificar además la Policía Federal y elaborar un diseño sobre su política en seguridad, que hasta ahora desconocemos.
No sé, tengo la sensación que el Observatorio es la frutilla del postre y que se la van a comer antes de servirla. Ojalá que no. Espero equivocarme y que todo ande de maravillas pero veo que esta entrando con fórceps.

Recuperar el espacio perdido (por un Criminal Mambo)

http://uncriminalmambo.blogspot.com/2010/11/recuperar-el-espacio-perdido.html

Lupus, amigo, hay un tema muy interesante que esbozaste acá pero que no volvimos a retomar. Y es la recuperación del espacio público como otra herramienta importante a la hora de elevar los estándares de seguridad.
Pero la recuperación de ese espacio no tiene que ver necesariamente con la puesta en valor de las plazas, parques, mobiliario urbano, luminarias, aceras. Sirve, suma y mucho, claro. Lo atractivo invita. Pero cuando nosotros hablamos de recuperación tiene que ver con volver. Con que uno vuelva a ocupar ese espacio para socializar, recrearse. Un espacio lúdico y de encuentro. Ese recuerdo que tenemos de patear la pelota en la calle, jugar a las escondidas, la rayuela y los mates de los abuelos en la vereda.
En esta recuperación cada uno de nosotros tiene una responsabilidad. En principio no encerrarse. Cuantos más seamos en las calles y plazas, cuando más nos conozcamos unos y otros, cuanto más podamos hacer por nuestro barrio y, además, procuremos mejorar la calidad y funcionamiento de los espacios físicos mucha más seguridad tendremos. Básicamente porque nos conocemos y eso nos permite cuidarnos.
El otro rol fundamental es el del Estado. Es fundamental que el gobierno vuelva a ocupar la calle y no los medios de comunicación. Y habló de todos los niveles gubernamentales. No solamente te trata de actividades culturales y artísticas. Se trata también de impulsar ferias de frutas, verduras, artesanías, diseño textil y otras al aire libre, de que las campañas de vacunación sean en todas las plazas, que las escuelas abran sus puertas a otro tipo de actividades vinculadas a la comunidad, que el parlamento local sesione una vez por mes en algún barrio, que haya más bares con mesas en la calle (si deja el paso, claro), que se construyan circuitos para hacer ejercicio en todos los barrios, ciclovias, reducción del tránsito en zonas de esparcimiento durante los fines de semana. En fin, mucho se puede hacer por recuperar el espacio público y sin gastar mucha guita.
Abrazos,
Rulo

PD: Para la próxima también la movilidad es importante en el tema seguridad. Anote: red de transporte público decente.

PD2: Y obvio, vos también lector/a podes hacer algo más que encerrarte. Y no te olvides, tenés más chance de que te pisen y no que te choreen.

PD3: El retiro de la gente de los espacios públicos no fue por seguridad. Básicamente hubo una estrategia comercial e inmobiliaria gigante entre los shoppings y los emprendimientos urbanísticos cerrados previa a este deterioro de los niveles de seguridad. ¡Ojo al gol!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: