Posteado por: museodegrandesnovedades | diciembre 1, 2010

2010: La Policía Federal tortura con picanas. ¿y el Nunca Más?

¿Por qué los periodistas de noticias urbanas hacen pensar con el título que la federal tiene permitido usar picanas?

¿Por qué contraponen la posición judicial de prohibir las Taser con el uso ilegal de la federal? ¿No es lo mismo?

Pareciera que quieren dar a entender que la policía federal tiene autorizado torturar, pero de esa manera en realidad lo que están logrando es ocultar las denuncias por torturas con picanas.

http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?x=97814

Picanas: Metropolitana no, Federal sí

La justicia porteña confirmó el fallo de primera instancia prohibiendo el uso de las pistolas TASER en la Policía Metropolitana por considerarlos un elemento de tortura.

A pesar de esta posición judicial, dos denuncias penales señalan el uso de picanas en manos de efectivos policiales. La Policía Federal en la mira por el uso de un elemento prohibido pero al alcance de la mano por sólo 85 pesos.

La intención de la Policía Metropolitana de suministrar a sus efectivos pistolas eléctricas TASER quedará sólo en la intención. La justicia porteña confirmó un fallo de primera instancia prohibiendo su uso por entender que dichos instrumentos podrían ser utilizados como elementos de tortura. Pero mientras en la justicia se analizó y cuestionó el uso de armas eléctricas por parte de fuerzas policiales, en las calles de la Ciudad las picanas no se analizan ni cuestionan… se usan.
Tres menores iniciaron una causa en el Juzgado de Instrucción Nº 28 caratulada “Verón Natalia y otros, sobre apremios ilegales” en la que se relata que los menores sufrieron golpes, vejaciones y torturas por parte de 9 integrantes de la Comisaría 23° de la PFA en la madrugada del día 20 de julio de 2010. Las víctimas coincidieron en acusar a la subinspectora Natalia Verón, a cargo del Servicio Externo de la Comisaría 23, de haberles practicado torturas con una picana o elemento similar de descarga eléctrica. Los apremios y las torturas fueron realizadas tanto en el traslado a la Comisaría como también en el interior de la misma.

El 10 de noviembre pasado, por orden del titular del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 2, personal de la División Roca de la Policía Federal efectuó el desalojo del asentamiento perteneciente a la Villa 21-24 ubicado en la avenida Vélez Sársfield y las vías del ferrocarril Roca. Según las denuncias recibidas en la Defensoría del Pueblo que motivaron una denuncia penal impulsada por la Defensora Alicia Pierini, en dicho operativo, personal policial “aún no identificado” realizó actos de violencia desproporcionados entre los que se describen “la portación visible y uso de picanas eléctricas”.
“Un agente, vestido con un chaleco verde, se acercó a mi marido y lo quiso sacar por la fuerza. Mi marido se resistió y el agente sacó algo parecido a un fierro redondo y delgado. El agente tocó un botón de ese aparato y salió otro fierro más largo. Cuando mi marido vio eso, se asustó y salió corriendo. El agente lo persiguió. […] pude ver que el agente arrinconó a mi marido contra un rincón y le ponía ese aparato en el cuello, dejándole una marca circular con sangre. Vi que mi marido perdía el equilibrio mientras se agarraba el cuello con ambas manos”, relata en la denuncia presentada por la Defensoría una de las víctimas.
“El marido de la mujer intentó levantarse para defenderse pero aún en el suelo lo golpearon duramente hasta que el cuerpo tembló bruscamente como si le hubieran dado un impulso eléctrica”, describe otro testimonio en la causa.
En la presentación judicial, Pierini sostiene que “criminalización de la usurpación y desalojo compulsivo por medio de violencia, apremios ilegales, picana y topadoras no parece ser la medida más acertada a adoptar por el Estado ante la problemática que afecta a quienes viven en estos nuevos asentamientos urbanos cuya situación debería ser analizada en primer término a la luz de lo dispuesto en el art. 14 bis de la Constitución nacional y con medidas tendientes a proveer a su seguridad”.
La denuncia fue presentada el 16 de este mes y ratificada el 25. La causa recayó en el Juzgado de Instrucción N° 10 generando entre las primeras medidas dispuestas la citación a las víctimas para que concurran al médico forense.
Los relatos de las personas desalojadas y las fotografías tomadas de sus cuerpos dejan en evidencia el uso de armas eléctricas por parte de efectivos de la Policía Federal.

Si bien las picanas no están autorizadas por la institución policial, fuentes de la Federal reconocieron en off de record que “hay efectivos que las usan”.
“No son parte del armamento, no son suministradas por la institución, pero el que quiera comprar uno de estos aparatos lo puede hacer en cualquier armería. Son de venta libre y de tamaño pequeño –como una caja de cigarrillos-”, comentó un efectivo de la PF.

Frente al Departamento Central de la Policía Federal existe un local en el que se venden estos elementos, pero también puede conseguirse una amplia oferta de modelos y precios en Mercado Libre. Una “picana neutralizadora de alto voltaje”, con linterna incorporada, estuche y una potencia de “1.800.000 V reales” se ofrece en la web por sólo 84.99 pesos, resaltando que “por su pequeño tamaño permite llevarlo cómodamente en su bolsillo o cartera teniéndolo a mano para cuando necesita usarlo”. También existen combos de “bastón, picana y gas pimienta” por 250 pesos, “linterna de 3 lets y picana de 2.500.000 volts por 180 pesos”, picanas “tipo celular” por la módica suma de 94.99 y simples “picanas básicas” por 75 pesos; todos productos ofrecidos para la “auto defensa, personal de seguridad y fuerzas de seguridad”, resaltando que un arma eléctrica de estas características es un “dispositivo legal no letal”.

“Si los comisarios saben o no quiénes en su seccional la tienen lo desconozco, pero existen, se compran y, en algunos casos, se usan. Si allanan una seccional difícilmente se encuentren, es un artefacto que el efectivo que la compró lleva consigo; es algo personal, no institucional”, reconoció el policía, señalando también que es más frecuente conocer suboficiales con estos elementos encima, que a oficiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: