Posteado por: museodegrandesnovedades | octubre 26, 2010

Comisión investigadora (22) equipamiento para espiar, en secreto y quizás con sobreprecio

http://www.online-911.com/leer.php?s=1&id=11350&t=La-Polic%C3%ADa-Metropolitana-compr%C3%B3-equipos-para-hacer-inteligencia

La Policía Metropolitana compró equipos para hacer inteligencia

Los legisladores Kravetz y Fernández reunieron documentación que prueba las compras directas y secretas por parte de la fuerza. Las adquisiciones complicarían aún más la situación de Macri. Desde el macrismo negaron que sea para inteligencia.

La Policía Metropolitana adquirió, a través del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, utilizando la modalidad de compra directa y secreta, material destinado a tareas de inteligencia y de contrainteligencia. Este hecho fue denunciado por los legisladores opositores Diego Kravetz y Raúl Fernández, que reunieron la documentación que prueba que la fuerza compró un software para realizar inteligencia criminal –algo que no está contemplado entre sus funciones– y otros dispositivos para detectar pinchaduras, interferencias y micrófonos ocultos.
La causa que investiga el escándalo de las escuchas ilegales podría dar un nuevo giro que comprometería aún más la situación del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. El juzgado de Norberto Oyarbide pediría a la comisión investigadora que le remitiera la prueba documental para anexarla a la causa. En el macrismo reconocieron las compras secretas, pero rechazaron que hayan tenido como fin tareas de inteligencia. De todas formas, evitaron dar una respuesta formal a la denuncia.
A través del expediente Nº 1.311.125 de 2009, Eduardo Martino, a cargo de la Superintendencia de Comunicaciones de la Metropolitana, solicitó a su superior en ese entonces, Osvaldo Chamorro –sucesor de Jorge “Fino” Palacios–, la compra de un software de Inteligencia Criminal a la empresa Global Tech SRL. Ese pliego fue aprobado el 2 de noviembre de ese mismo año por el entonces ministro de Justicia y Seguridad Guillermo Montenegro, que dispuso la contratación directa de la compañía, amparándose en una ley vigente a nivel nacional para compras reservadas.
Mediante un artilugio con un apartado de la ley de Contabilidad, la administración de Macri dispuso la compra bajo “circunstancias que exigen que operaciones del gobierno se mantengan secretas” del software por un monto de 560.472 pesos. Cualquier operatoria bajo esta modalidad está prohibida por la ley de compras de la Ciudad y vulnera la legislación para las adquisiciones de la fuerza. El 19 de noviembre se llamó a contratación directa y, finalmente, mediante la resolución 7 que lleva la firma de Montenegro, el 11 de enero de este año se le adjudicó a Global Tech la provisión del software, recientemente utilizado por el área de Telemática de la Metropolitana para identificar a un pedófilo.
El programa denominado “Sentinel Visualizar” es un sofisticado sistema de entrecruzamiento de información que permite importar datos personales, rastreados desde sitios públicos de Internet, mails y redes sociales, para determinar “parámetros de relación y predecir acciones”.
La página web de la compañía incluye un demo del producto y deja en claro que es un programa que puede ser utilizado por gobiernos con fines de inteligencia. La existencia de este expediente fue reconocida por la Metropolitana en el pedido de informes de compras formulado por los legisladores, en el marco de la comisión investigadora. La Ley de Seguridad pública no permite que la PM lleve adelante tareas de inteligencia criminal, a pesar del intento del macrismo, en 2008, de crear un área para tal fin.
“Esto es una muestra clara de que se está violentando la ley que creó la Metropolitana. No es una policía de proximidad, sino que es una policía que hace inteligencia”, subrayó Fernández, que criticó además el carácter secreto de las compras.
El otro expediente para la adquisición de cinco instrumentos de alta complejidad para contrainteligencia nunca fue incluido entre el material que fue provisto a los legisladores. “No está reconocida como existente”, fue la respuesta que obtuvo Fernández el lunes de la semana pasada, en dependencias de la cartera de Seguridad.
La única referencia al expediente Nº 1.173.765 de 2009, cuya compra también fue solicitada por Martino, se desprende de una resolución del Ministerio de Justicia por la cual se efectuó una “compensación de créditos” del presupuesto de la Ciudad.
Allí consta que el 1º de febrero de 2010 se reasignaron 660 mil pesos “a fin de llevar a cabo la adquisición de instrumental para el desarrollo de tareas inherentes a la División de Operaciones Técnicas de la Superintendencia de Comunicaciones y Servicios de la PM”. Los aparatos fueron comprados a dos compañías: Precisión Electrónica SRL y CIK Consultora Internacional.
Ambas importadoras fueron contratadas para suministrar: un analizador de espectro, cuyo fin es detectar “dispositivos de transmisión de vigilancia electrónica”; un detector de junturas, que advierte la pérdida de potencia en las líneas telefónicas “pinchadas”; un sistema analizador de redes y aparatos telefónicos, que “detecta la extracción oculta de información”; una videocámara con termografía, que identifica el calor humano y obtiene imágenes en entornos oscuros y, por último, un receptor portátil “diseñado específicamente para los usos de radio monitoreo de campo”.
El dispositivo según la descripción “funciona en una gama de frecuencia ancha”. El receptor y la antena direccional forman un sistema de recepción compacto”. Todas las especificaciones técnicas adjuntas al expediente de compra describen aparatos creados para evitar operaciones de inteligencia, es decir, hacer contrainteligencia.
Desde el PRO negaron que esos instrumentos sirvan para hacer escuchas y dieron varias versiones sobre su posible uso, aunque aún no contestaron oficialmente. “El macrismo montó con absoluta conciencia un aparato de inteligencia, que queda demostrado con el personal que contrataron y con los instrumentos que compraron”, concluyó Kravetz, en lo que se anticipa como el comienzo de otro escándalo para el gobierno porteño.

http://www.clarin.com/politica/partidos/oposicion-denuncia-Macri-aparatos-inteligencia_0_360563995.html

La oposición denuncia que Macri compró aparatos de inteligencia

El macrismo lo confirmó pero explicó que son para tareas policiales comunes.

Mientras la Comisión Investigadora de la legislatura porteña intenta determinar la responsabilidad política del jefe de gobierno, Mauricio Macri, en el caso de las escuchas ilegales, la oposición obtuvo nueva información con la que tratan de darle un giro a la estrategia del macrismo.

Según información a la que accedieron los legisladores, Diego Kravetz (Partido Justicialista) y Raúl Fernández (Encuentro Progresista), mediante una compra directa y secreta, el Gobierno de la ciudad adquirió para la Policía Metropolitana cuatro aparatos de contrainteligencia y un receptor portátil para realizar pinchaduras telefónicas.

Estos datos surgen del expediente 1.173.765/09 iniciado por Eduardo Martino, superintendente de Comunicaciones y Servicios Técnicos de la Metropolitana, el 14 de septiembre de 2009. Según los datos asentados en ese documento, el Gobierno de la ciudad se habría amparado en una ley nacional para poder darle a la compra un carácter “secreto”, algo que no lo permite la Constitución de la ciudad de Buenos Aires.

El 1 de febrero de 2010, mediante una resolución, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, solicita una “compensación de crédito por 660 mil pesos”, sobre ese expediente para la compra de los cinco artefactos electrónicos: un analizador de espectro, un detector de junturas, un sistema de analizador de redes y aparatos telefónicos, una videocámara con termografía y un receptor portátil. De acuerdo a la misma información, estas compras se le realizaron a las empresas: Precisión Electrónica SRL y CIK Consultora Internacional. En el marco de la causa por las escuchas ilegales, el artefacto más crítico sería el receptor portátil, que le permitiría la Policía Metropolitana realizar escuchas telefónicas. Tanto el analizador de espectro, como el detector de junturas y el sistema de analizador de redes son artefactos que permiten determinar si una línea telefónica está interferida. En el caso del analizador de espectro se trata de un artefacto de una sofistificación tal que para su importación, se necesita de la autorización del departamento de Estado de los Estados Unidos.

“Es una muestra clara de que se está violentando la formación original de la Metropolitana. No es una policía de proximidad sino una que se creo para hacer inteligencia”, aseguró a Clarín el legislador Raúl Fernández.

Además de los aparatos de espionaje, los legisladores accedieron al expediente 1.311.125/09 mediante el cual el Gobierno de la Ciudad compró en los Estados Unidos un software de inteligencia criminal por un valor de $560.472, de acuerdo a lo estipulado en el expediente inicial. El 11 de enero de 2010, Montenegro firma la adjudicación de dicho software a la empresa norteamericana Global Tech. “Me parece liviano realizar una denuncias de estas características sin saber claramente porqué se compró determinado material. Si se hubiese pedido la explicación, se le hubiera dado”, dijo a Clarín , Montenegro. Según el ministro, se trata de material para hacer inteligencia criminal, algo que hacen todas las policías.

http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?sh_itm=0672b04ed945121ca7856ac9d7de14b2

Burzaco: “Es un disparate”

Así calificó el Jefe de la Policía Metropolitana a la denuncia de los legisladores Diego Kravetz y Raúl Fernández sobre la compra de equipos de inteligencia por parte de la fuerza porteña.

“Es un disparate”, fue la primer frase que disparó el jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, ni bien le comunicaron de la denuncia que los legisladores Diego Kravetz (bloque Peronista) y Raúl Fernández (Encuentro Progresista) realizarán sobre la adquisición de equipos de inteligencia por parte de la Policía Metropolitana.
“Es un sistema que nos permite hacer un mapa de delitos, es para prevenirlos, y ellos dicen que es una herramienta para inteligencia”, agregó.
Y explicó: “Nuestra tarea es de prevención, en las investigaciones trabajamos en conjunto con fiscales. Esta no es la policía de Mauricio Macri, es de todos los ciudadanos”. “En menos de un mes estamos en seis barrios más. El año que viene nos vamos al Sur. Hay 75 móviles patrulleros, también tenemos motos que nos ayudan desplazarnos más rápido”, se explayó.
Por su parte, el legislador Diego Kravetz, a través de la red social Twitter le respondió: “El único disparate es hacer compras de forma ilegal, obviando la Constitución y la Ley de Compras”.

http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?sh_itm=8145b43ee2511fe8d3c958ac798325f6

“Si Burzaco no sabía esto, está pintado”

Así lo afirmó el presidente del bloque Peronista, “Compran elementos ilegales para espionaje por medio del secreto de Estado. El expediente está desaparecido. No hay duda de que pueden seguir espiando”, afirmó el legislador.

Apuntó directamente al jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, y lo responsabilizó por la compra de instrumentos cuya utilidad sería realizar tareas de investigación e inteligencia por parte de la Policía Metropolitana.
“Utilizaron un mecanismo absolutamente prohibido que es la compra a través del secreto de Estado. Esto lo puede hacer la Presidenta y casi que se usa en casos de guerra. Ellos se toman de esta normativa nacional que está prohibida en todos lados y compran mediante un expediente que apareció un software de inteligencia criminal, y por otro expediente que está desaparecido pero que nosotros tenemos una copia, compran 5 elementos uno para detectar micrófonos, otro para detectar pinchaduras, otro para detectar derivaciones de teléfonos, otro de videocámaras para detectar presencia humana y otro receptor portátil para escuchar lo que hablan a través de una pared. Todos son elementos ilegales para los fines de la Policía Metropolitana porque son para espionaje por medio del secreto de Estado. Si Burzaco no sabía todo esto está pintado, y si lo sabía lo que tiene que hacer es hacer la denuncia o dar un paso al costado”, sostuvo el legislador.
Kravetz, describió que estas compras comenzaron en el año 2009, y se terminó de pagar en el 2010, cuando Burzaco ya estaba a cargo de la PM, y remarcó que “el expediente está desaparecido”.
“Cuando empezamos con la Comisión Investigadora pedimos los expedientes pero Burzaco no nos dio este expediente. Burzaco compra herramientas para hacer espionaje. No hay duda de que pueden seguir espiando”, subrayó.
Y concluyó: “Voy a presentarme a la justicia, junto a Raúl Fernández, para realizar esta denuncia y sumarlo al expediente”.

 

Anuncios

Responses

  1. ajá, o sea que ellos pueden ser pinchados pero no pueden averiguar que estan siendo pinchados. interesante.

    • Primero: no, no pueden ser pinchados sino es con orden judicial basada en un expediente judicial.
      Segundo: sí, sí pueden averiguar que están siendo pinchados, la forma legal de hacerlo es denunciando a la justicia la sospecha de que los pincharon como hizo Burstein ante la justicia.
      Tercero: lo interesante es que compraron equipo de contraespionaje, mienten sobre el uso, lo hacen en secreto no teniendo potestad para hacerlo y además con sobreprecios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: