Posteado por: museodegrandesnovedades | octubre 25, 2010

Comisión investigadora (20)

http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?sh_itm=f4ad2a7dd1f8acf6e3c7b7d812a7daf0

LA FOTO DE ELDAD CON PALACIOS
La diplomacia israelí le apunta a Macri
La aparición de la imagen en donde están juntos el diplomático israelí y el ex jefe de la Policía Metropolitana provocó el enojo de la comunidad judía y el Estado de Israel. Macri es el centro de todas las críticas. Las consecuencias para el PRO.

Primero los invadió la sorpresa y luego se apoderó de ellos una furia silenciosa, por lo que consideraban una traición de la peor calaña. Así graficó un importante dirigente de la comunidad judía, el sentimiento que provocó en el interior de la misma, la aparición pública, el viernes 15, de una foto que mostraba al ex embajador de Israel en la Argentina Rafael Eldad junto al ex jefe de la Policía Metropolitana (PM), Jorge “el Fino” Palacios, procesado por el encubrimiento del atentado a la AMIA y ahora detenido en el penal de Marcos Paz por el caso del espionaje telefónico.
El encono alcanzó a los tres políticos más influyentes de la comunidad en el país: el embajador, Daniel Gazit; el presidente de la DAIA, Aldo Donzis, y el titular de la AMIA, Guillermo Borger. “Están molestos por lo que consideran un golpe bajo del Jefe de Gobierno de la Ciudad, quien ni siquiera tuvo la delicadeza de avisarles de la movida que se venía”.
Lo que más irrita a las autoridades israelíes es que Eldad quedaba como un mentiroso por haber negado conocer al ex comisario. La magnitud del enojo se debe a que el ex embajador no es un diplomático más, es un funcionario político del gobierno de Israel, que en la actualidad es el responsable de las comunidades judías de América latina del Ministerio de Relaciones Exteriores israelí.
Las consecuencias tampoco serán menores y todos los datos indican que Macri será uno de los principales perjudicados. “Lo que hizo el PRO al dar a conocer la foto es ponerse a los israelíes de enemigos. Por eso, que Macri exponga ante la sociedad internacional que un funcionario judío es un mentiroso no es algo que los israelíes le vayan a perdonar fácilmente. Hay una regla no escrita entre los dirigentes más poderosos del planeta, que se respeta sin objeciones, aunque a veces sus consecuencias terminen dañando a uno de los involucrados; Mauricio quebró esa norma y de eso no es fácil volver”, le relató a este medio un diplomático de carrera que conoce a la perfección los códigos de la política exterior.
La fuente deja en claro cuál fue el error macrista: “Las reuniones entre Macri y los por entonces embajadores de Israel y Estados Unidos, por el caso Palacios, se llevaron a cabo en 2008. Eso es cierto. Pero como todo el mundo sabe, ningún país puede interferir en la política interna de otro porque eso sería avasallar su soberanía y esas cosas, aunque ocurren, jamás se dan a conocer públicamente. Y Macri esto debería saberlo. A eso se agregó la caída del ex comisario y su procesamiento en la causa del espionaje, por lo cual perdió todos los avales que tenía y nadie se animaría a defenderlo ante los medios. Esas causas motivaron que las embajadas de Israel y Estados Unidos dijeran públicamente que esas reuniones no existieron y que mucho menos avalaron a Palacios. Las reglas de la política exterior le imponían a Macri el lugar del buen perdedor que aceptara como lo políticamente correcto que los diplomáticos desmintieran los hechos. Y a pesar del entredicho público, las relaciones seguirían siendo amigables”.
Pero el Jefe de Gobierno pateó el tablero. “No eligió el mejor momento para hacerlo, porque una de las consecuencias que le puede traer es el apoyo de la comunidad judía al líder de la Agrupación Familiares y Víctimas del atentado a la AMIA, Sergio Burstein, un dirigente menor que, hasta ahora, no fue respaldado por sus pares en la causa del espionaje. Dos de los miembros más influyentes de la comunidad, el líder del Bloque Unido Religioso, Daniel Groisman y el rabino Sergio Bergman criticaron duramente a Burstein. Los titulares de la DAIA y la AMIA pueden hacer declaraciones fuertes en su favor y hasta quejarse judicialmente por lo que considerarían una persecución antisemita. A eso se suma la excelente relación que mantiene Israel con el Gobierno K, luego de que éste se encolumnara detrás de la postura judía de acusar a Irán por los atentados ocurridos en la Argentina. A este apoyo se le agrega el respaldo económico que los grandes grupos empresarios de la comunidad judía, entre ellos Werthein, Midlin y Elzstain, le están brindando a la administración de Cristina Fernández”, comentó un integrante de peso de la comunidad.
Con un panorama poco alentador, el jefe porteño desencadenó un nuevo conflicto, cuyas consecuencias pueden ser mayores de lo previsto por él.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1317708

Vinculan a Narodowski con el espía Ciro James

Otro testigo apuntó al ex ministro de Pro

Disparen contra Mariano Narodowski. Pareció ser ese el mandato cumplido ayer por legisladores y funcionarios macristas que concurrieron ayer a dar su testimonio en la comisión legislativa que investiga la presunta responsabilidad política de Mauricio Macri en la causa de las escuchas ilegales.

El ex ministro de Educación fue sindicado por Carlos Lelio, ex director de Personal Docente y no Docente de ese ministerio, como la persona que contrató al espía Ciro James como asesor de esa cartera con un sueldo de seis mil pesos. Fue uno de los dos testigos que se presentaron en la comisión: ni Narodowski ni Roxana Barroso (su ex jefa de gabinete) ni el ex número dos de ese ministerio, Andrés Ibarra, fueron a declarar. Los dos primeros fueron reprogramados para el lunes, mientras que Ibarra obtuvo una resolución judicial que lo eximió de dar testimonio por estar aún imputado en la causa.

James, preso en la cárcel de Marcos Paz por su participación en la red de escuchas ilegales, es el hombre clave en la investigación del juez federal Norberto Oyarbide, en la que también están procesados Macri y el ex titular de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios. “Ni [Andrés] Ibarra ni yo podíamos contratar a ninguna persona”, afirmó Lelio en la comisión que encabeza Martín Hourest. La estrategia de sindicar a Narodowski se completó con preguntas de diputados de Pro. “¿Quién fue el que inició el trámite de contratación de James?”, preguntó a Lelio el macrista Fernando de Andreis, antes de obtener la respuesta que esperaba: el nombre del ex ministro. “Todos le echan la culpa a Narodowski, pero nadie certifica si James trabajó o no”, se quejó Eduardo Epszteyn (DPB).

El segundo testigo, Carlos Neira, ex secretario legal y técnico del ministerio, se confesó “amigo personal” de Narodowski y Barroso, y también tomó distancia de la contratación de James. “Me enteré de su caso cuando cobró notoriedad pública”, dijo Neira.

http://www.jornadaonline.com/Argentina/55507

El jefe del bloque del PRO en la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, pidió a la Comisión Investigadora de la Legislatura porteña que cite a ex funcionarios del gobierno de Aníbal Ibarra.

Respaldado por el resto de sus compañeros macristas en la comisión, Ritondo pidió la citación del ex coordinador General Santiago Eidis; el ex director General de Gestión del Espacio Público Jorge Giberti; el ex titular del Parque de la Ciudad Luis Genovesi; y el ex director adjunto de la Dirección de Deportes, Jorge Rapaport.
“Cada día que pasa son más los elementos que comprometen no sólo al Gobierno nacional, sino también al brazo ejecutor de esta causa armada y trucha de las escuchas que es el ex jefe de Gobierno de la Ciudad”, sostuvo Ritondo.
La ofensiva contra Ibarra es parte de la estrategia del PRO dentro de la comisión especial, en la que la oposición, a su vez, intenta establecer si el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, es responsable político por la designación del espía James en el Ministerio de Educación y en la Policía Metropolitana.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-155628-2010-10-24.html

El espía en pantalla gigante

Se pasará el videos de Ciro James en el Ministerio de Justicia porteño. El ex ministro de Educación Mariano Narodowski debe ir mañana, a menos que lo exima la Justicia. La secretaria privada de Macri, Miguel Angel Toma y Adrián Pelacchi en la lista de testigos.

La secretaria privada de Mauricio Macri, el ex jefe de la SIDE Miguel Angel Toma y el ex jefe de la Policía Federal y ex funcionario menemista Adrián Pelacchi serán algunos de los testigos que tendrán que desfilar por la comisión investigadora especial (CIE), que busca establecer las responsabilidades políticas por las escuchas ilegales. Mañana deberán concurrir el ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowski y su ex jefa de Gabinete Roxana Barroso. Los llevará la policía, salvo que la Justicia los exima de declarar como hizo con Andrés Ibarra, secretario de Recursos Humanos de la gestión PRO. Mañana también pasarán en público por primera vez los videos de Ciro James en el Ministerio de Justicia porteño.

Narodowski y Barroso faltaron por tercera vez consecutiva a la citación de la CIE. Los dos ex funcionarios macristas presentaron recursos ante el juzgado de Fabiana Schafrick en el que alegaron que no pueden hablar ante la Legislatura mientras sigan imputados en la causa de las escuchas que instruye el juez Norberto Oyarbide. Ante un planteo similar, la magistrada eximió a Ibarra de dar testimonio. Es lógico pensar que hará lo mismo con Narodowski y Barroso. Si no, probablemente asistan: Narodowski no está nada contento con la forma en la que diversos funcionarios PRO le vienen echando la culpa por la contratación de James. Tampoco pasó desapercibido que lo hicieron ante preguntas de los legisladores macristas.

El martes, volverá a la Legislatura la víctima de las escuchas Sergio Burstein, quien vio interrumpida su declaración entre insultos y chicanas con los legisladores macristas, que luego derivaron en una trifulca que incluyó a asesores PRO, camarógrafos y a la seguridad de la Legislatura. Si esta vez no termina en escándalo, el mismo día deberán declarar el ex director de Relaciones Institucionales porteño Claudio Avruj y el ex titular de la auditoría del Ministerio de Educación Roberto Ayub. Este último declaró en la causa judicial que fue Barroso quien le llevó a James a trabajar con él y que el espía no tenía ninguna experiencia en el trabajo para el que lo contrataron con un sueldo de seis mil pesos.

El viernes 29 fueron citados nuevamente los policías federales que reclama el PRO, aunque desde esa fuerza señalaron a la CIE que no pueden concurrir porque podría afectar “investigaciones en curso” y ofrecieron declarar por escrito. También están convocados los testigos vinculados a la tenencia precaria de un locutorio en Parque de la Ciudad que le dieron a Ciro James en 2002 y con la que el PRO quiere vincular al ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra. Se trata de Jorge Giberti, Luis Genovesi, Santiago Eidis y Jorge Rapaport. El PRO también adelantó que quiere citar a “una serie de comerciantes de la calle Libertad”, con lo que intentan desprestigiar a una de las víctimas de las escuchas.

El lunes 1º de noviembre están citados el rector de la Universidad de la Matanza, Daniel Martínez, y el decano de Humanidades, Fernando Luján Acosta, que se negaron a concurrir en cada oportunidad. James tenía tres cargos en esa universidad. Ese día también tendría que concurrir Toma, a quien pidió especialmente el legislador macrista Cristian Ritondo, cercano al ex jefe de la SIDE. Ritondo también exigió que la CIE le envíe una carta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la que le pida que releve del secreto como ex jefe de la SIDE a Toma.

También están citados para esa fecha el ex policía Roberto Ontivero –a quien James acompañó como parte de la Policía Metropolitana a una reunión con el fiscal Agustín Gamboa– y el ex jefe de la Federal Adrián Pelacchi, que fue secretario de Seguridad de Carlos Menem. Según Gabriela Cerruti, la empresa de Pelacchi le presta seguridad a Sideco –del Grupo Macri– desde 2006 y sería el representante local de The Ackerman Group, a quien Franco Macri contrató para la seguridad de su hija Sandra. Mauricio Macri la acusa veladamente de las escuchas a su cuñado Néstor Leonardo.

El martes 2 de noviembre, pese a la resistencia del PRO, deberá concurrir la secretaria privada de Macri, Ana Moschini, quien le envió un mail del jefe de Gobierno al cuñado diciéndole exactamente cómo debía exculparlo de las escuchas ante la prensa. Ese día está citado también el secretario legal y técnico, Pablo Clusellas, y una serie de testigos vinculados a las compras de la Metropolitana: Edgardo Cenzón, Ignacio Greco y Eduardo Martino.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: