Posteado por: museodegrandesnovedades | octubre 17, 2010

Descentralización policial (7)

Policia comunal

http://www.impulsobaires.com.ar/nota.php?id=100905

La crudeza con la que actúan los delincuentes y hechos lamentables de los últimos meses se convirtieron en disparadores para que varios sectores hablen de sus experiencias, frustraciones y de allí surjan algunas propuestas para que el servicio de seguridad pública alcance un nivel de mayor satisfacción al actual.
Por ejemplo, el ex interventor de la Policía Bonaerense y actual vicepresidente del PJ platense, Luis Lugones, -quien tuvo la misión de asumir en diciembre de 1997 como interventor civil para comenzar la etapa de transformación de la entonces temible y corrupta fuerza-, en el día de ayer emitió algunas reflexiones sobre el debate de la inseguridad actual y la búsqueda de algunas salidas.
En una nota de opinión entre otras cuestiones Lugones pidió interacción y responsabilidad de todos los poderes en la temática, y dijo: “..se suele criticar el autoritarismo y el garantismo… y todos los ‘ismos’ desde posiciones supuestamente técnicas. Pero se trata de una cuestión política que atañe directamente a la sociedad, por lo que no se puede seguir con planteos retóricos sino que es preciso avanzar en democratizar cada vez más la seguridad y la justicia. Para ello es fundamental el compromiso de la sociedad en todos los procesos, desde la prevención hasta en la justicia. La clave está en la participación social como elemento de control y de garantía de que se cumpla el fin prescripto por la ley”.
Luego, -tras respaldar el pedido de policía comunal por parte de varios intendentes-, en una abierta exclamación indicó el también ex legislador provincial: “necesitamos que funcionen fehacientemente en nuestra provincia los Foros de Seguridad que posibilitan la construcción de un verdadero mapa del delito. Estos Foros ayudan a conocer cómo y dónde operan los violentos y a que la población contribuya en procura de más y mejor seguridad”.
“Es sabido que la fuerza policial suele ser parte del problema. Por ejemplo, no son pocos los vecinos que manifiestan que acercarse a la comisaría ‘es perder el tiempo’ o que ‘no se ven los patrulleros’. Los Foros ejercían el control social de la Policía. Entre otras cosas, registraban si pasaba el patrullero, si se recorría la cuadrícula y con qué frecuencia lo hacía.  Claro que es molesto, es como un moscardón zumbando la oreja, pero dice, avisa, reclama y exige en los términos de la Ley”, consignó. Luego también habló de la justicia y otros aspectos que deben funcionar correctamente.
Hacemos particular hincapié en esta situación porque quien suscribe la columna viene reiterando de manera incansable la nueva puesta en vigencia de esos mecanismos acertados del pasado, como fueron los Foros de Seguridad, y que ayudaron a tener una sociedad movilizada, una policía comprometida y un delito más identificado para reducir a sus hacedores.
Decíamos también en reiteradas oportunidades que si la política no le da la posibilidad a la gente de rejerarquizar los Foros nuevamente como mecanismos de participación, el mismo vecino iba a actuar en consecuencia y de hecho buscarían suplir esa herramienta. Por eso, tal vez, en lugares como Villa Elvira, Barrio Jardín, Aeropuerto, u otros del sur platense, se han dado casos en donde los vecinos se organizaron y pidieron reuniones a las jerarquías policiales del lugar y así compartir vivencias y peticionar ante ellos.
En una misión similar, -pero desde la oposición-, está el diputado platense de Unión Pro Julio Garro, quien promocionó una especie de reuniones en donde interactúan vecinos, policías y representantes políticos. La experiencia fue muy rica en lugares como La Loma o los barrios más recostados en el oeste de la capital bonaerense: “hay una fuerte necesidad de la gente en participar y de la policía en atender esas cuestiones. Igualmente reitero siempre que hace falta mucho más presupuesto para la policía”, dijo el legislador, quien además recuerda que “nosotros hemos sido, también, los primeros en pedir policías comunales, pero siempre en el marco de un plan,  en donde el tema recursos está absolutamente presente como ítem fundamental”.
En el medio de la cuestión, otro platense, el diputado radical Sergio Panella dejó lo suyo: “para que una policía comunal funcione efectivamente, debe tener cierta independencia económica, por eso proponemos al Gobernador, que dentro del presupuesto de seguridad para el 2011, se tenga en cuenta este punto”.
http://www.infoban.com.ar/despachos.asp?cod_des=28813&ID_Seccion=8

Macri, respecto a la implementación de las policías municipales, expresó que el debate “me pone muy contento, porque creo que los que estamos en política no estamos para especular, hacer lo que nos conviene, no arriesgar, acá lo que se trata es defender a la ciudadanía, proteger a los que se portan bien respecto de los que se portan mal. No se puede especular, hay que hacer todo lo que esté a nuestro alcance y por eso hicimos la Policía Metropolitana” sobre la cual manifestó que “ha sido un cambio fenomenal” en los barrios donde ya se implementó.
Al respecto el diputado bonaerense Jorge Macri indicó que “hemos dado un paso muy importante poniendo desde el Gobierno de la Ciudad a disposición de todos los que les interese este tema no sólo la experiencia de la policía sino la del Instituto de Seguridad Pública que tiene la ciudad de Buenos Aires, donde no sólo vamos a discutir sino también agregarle valor a discusión de la Ley de creación de policías comunales. Quien la paga es una de las discusiones, pero hay una responsabilidad indelegable que es darle más seguridad a los vecinos.”

http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?sh_itm=95598de0665fe475cd36675630261dd9

En el marco de la posible creación de policías comunales en la provincia de Buenos Aires, el jefe de Gobierno porteño puso a disposición el Instituto Superior de Seguridad Pública de la Ciudad para formar a los cuadros. El ingeniero instruyó a los dirigentes del PRO para que eleven la propuesta a los intendentes de cada distrito.

El líder de PRO, Mauricio Macri, instruyó a los legisladores partidarios de la provincia de Buenos Aires a informar a los intendentes que aspiran a crear policías comunales que tienen a disposición el Instituto Superior de Seguridad Pública de la Ciudad de Buenos Aires para formar los cuadros.
“La inseguridad es la principal preocupación de la gente y frente al interés de algunos intendentes de formar policías comunales queremos ofrecerles nuestro Instituto”, dijo el Jefe de Gobierno porteño.
El Instituto Superior de Seguridad de Seguridad Pública es el organismo que forma a los oficiales de la Policía Metropolitana, como a los funcionarios responsables de la formulación, implementación y evaluación de las políticas estratégicas de seguridad ciudadana y de la dirección y administración general del sistema policial. También instruye a los sujetos públicos o privados vinculados con los asuntos de la seguridad, así como tiene injerencia en la investigación científica y técnica en materia de seguridad ciudadana.
Por su parte, el Vicepresidente Primero de la Cámara de Diputados bonaerense y Secretario General de PRO, Jorge Macri, afirmó que “el principal compromiso nuestro en la Provincia es recuperar la Seguridad para darle tranquilidad a la gente”. “Por eso estamos como espacio político para colaborar en todo lo que podamos poner a disposición”, añadió.
En el encuentro, Mauricio Macri y el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, firmaron el modelo de la nota que será entregada a los intendentes que estén interesados en desarrollar una fuerza de seguridad comunal.
De la reunión participaron también el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti; los diputados nacionales Christian Gribaudo, Gladys González, Soledad Martínez y Silvia Majdalani; los senadores provinciales Anìbal Asseff y Ricardo Zamperetti; y los diputados provinciales Nancy Monzón, Ramiro Tagliaferro, Julio Garro y Orlando Yans.

http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?x=97060

“Me pone bien que se hable porque significa que se puede. Hoy la policía Metropolitana existe y la tiene el 10 por ciento de la Ciudad de Buenos Aires. Se capacitó gente de cero, dimos mejor equipamiento, tecnología y hoy la gente de esos barrios está feliz. Insisto, la seguridad es una prioridad. Felicito a los Intendentes que arranquen con la policía, le brindo toda mi colaboración, apoyo y le informo sobre los errores para que no los repitan”, concluyó.

http://unidadenladiversidad.blogspot.com/2010/10/macri-ofrece-al-fino-palacios-y-ciro.html

Macri ofrece al Fino Palacios y a Ciro James como instructores de las nuevas policias municipales

“La idea es que si los intendentes avanzan con este proyecto, los cuadros técnicos del instituto puedan ir a los distritos a capacitar al personal de la fuerza. Incluso, hasta se mencionó la idea de prestar móviles y patrulleros de la policía porteña para una primera etapa”, explicaron desde el PRO bonaerense.

La verdad, no veo que estos intendentes “criticos” acepten a semejantes profesores, muchos de los cuales entan en cana, salvo que la capacitación se dicte en sus lugares de detención, lo que si son gente que sabe escuchar.
El intendente de Moron quiere ser el jefe de la Policia local
Lucas Ghi, afirmó que está dispuesto a “asumir la jefatura de la policía local”. Si bien este intendente tiene buena relacion con el kirchnerismo, no es un hombre del riñon, esta ligado a su antecesor en el cargo y hoy diputado nacional Martín Sabbatella.  Grhi tuvo esta expresiones luego de un encuentro que mantuvo con el ex interventor de la policía aeroportuaria y ex vice ministro de Seguridad bonaerense, Marcelo Saín, con quien comparte la militancia política en el partido Encuentro por la Democracia y la Equidad.
Ghi justificó su postura en que Morón “cuenta con las capacidades técnicas, operativas y funcionales para mejorar el trabajo policial y yo tengo la decisión política de ejercer el mando y el control institucional de la policía bonaerense”.
“La democracia de proximidad que representan los gobiernos locales deben servir para satisfacer las demandas sociales y, en materia de seguridad, podemos lograrlo si puedo ser el jefe de la policía distrital. Hasta tanto se avance en una legislación que modernice el funcionamiento de la policía, yo quiero ser el jefe de la policía bonaerense en Morón”.
Esto no es nuevo, antes los intendentes controlaban la policía. Se decía que quien controla la policía  tenia bajo sus dominios los negocios ligados a los uniformados, la droga, la prostitución, los desarmaderos y la protección de esos negocios. Durante la administración de Arslanian se intento algo similar con la Policía 2, que al parecer no funciono. Lo que es distinto es el tiempo político y la demanda de la población. Es una decisión riesgosa y la legislación debe ser clara y precisa en el desempeño de esta nueva policía.

http://www.clarin.com/politica/Macri-asesorar-policias-locales-bonaerenses_0_355164621.html

Macri ofrece asesorar a las “policías locales” bonaerenses

Mandó cartas a los intendentes que impulsan su creación en la Provincia.

Tengo el agrado de dirigirme a Ud. a los efectos de poner a vuestra consideración la posibilidad de visitar las instalaciones del Instituto Superior de Seguridad Pública, ámbito donde se forma y capacita al personal de la Policía Metropolitana. Asimismo, de considerarlo conveniente, queda a su disposición todo el equipo de trabajo que llevó adelante la creación y puesta en funcionamiento del Instituto”.

Las nueve cartas están firmadas por Mauricio Macri.

La idea es tan pretenciosa como costosa. Según una estimación hecha en Tigre, el costo de formación (alojamiento, comida, docentes, y elementos, por seis meses) será de 17.000 pesos por policía.

http://www.lapoliticaonline.com/noticias/val/68648/los-intendentes-del-g8-toman-distancia-del-ofrecimiento-de-macri.html

Los intendentes del G8 toman distancia del ofrecimiento de Macri

Voceros del intendente Pablo Bruera desmintieron “categóricamente” que Mauricio Macri colabore con el Grupo de los Ocho. “No queremos confrontar con Macri, pero el esquema de la Policía Metropolitana es muy diferente a lo que nosotros queremos plantear”, dijeron.
El proyecto presentado por el senador D’Onofrio establece una modificación de la ley orgánica de la Policía, creando un nuevo estamento: la Policía de Seguridad Municipal. Según la iniciativa, en lugar de depender del Gobernador y el ministro de Seguridad, la nueva fuerza dependería de cada intendente y será él quien designe al jefe y determine políticas de prevención de la inseguridad en su distrito.
Sin embargo, este nuevo estamento no sería separado de la Policía de la provincia de Buenos Aires. Los intendentes plantean que esta nueva policía se formaría en la Escuela de Policía “Juan Vucetich”.
http://www.diariopanorama.com/diario/noticias/2010/10/16/a-75126.html

Descentralización policial, otro imprevisto frente de tormenta

Un alto impacto político es el que ha generado la iniciativa de ocho intendentes de la provincia de Buenos Aires -entre ellos Sergio Massa y Pablo Bruera- para la creación de policías comunales en sus distritos, que cuenta con el apoyo de varios ex funcionarios y especialistas. Eduardo Duhalde se sumó a la idea y horas más tarde hizo lo propio Mauricio Macri. Éste seguramente no pensó que, si es reelecto, las juntas comunales que se elegirán el 5 de junio del 2011 también podrían reclamarle a él la creación de policías de las quince comunas porteñas.

En el medio de la insondable crisis de seguridad bonaerense, la propuesta de las policías comunales aparece como una alternativa interesante en materia de prevención. Sin embargo, la idea choca, por ejemplo, nada menos que con la Constitución de Buenos Aires. En su artículo 192 se enumeran las atribuciones inherentes al régimen municipal y proveer la seguridad pública no es una de ellas. En este marco, la creación de policías comunales tendría una enorme debilidad jurídica, ya que podrían dictarse fallos impidiendo su actuación. Las policías comunales, de concretarse en Buenos Aires, serán con seguridad imitadas por otras provincias. Esto implicaría un giro del modelo de seguridad argentino hacia la vertiente de los EE.UU.
La descentralización policial norteamericana es tal vez la más compleja del mundo, con tropa activa y en muchos casos selectos, desde la Agencia de Seguridad Federal, el FBI y la CIA, hasta el último condado con autonomía operativa en su respectiva jurisdicción. Hay aproximadamente 10.000 instituciones policiales. Las cuatro grandes jurisdicciones son federales, estatales, de ciudad y de condado. Aunque existen aparte una gran cantidad de policías de tránsito, ferroviarias, de vivienda y hasta hay tribus indígenas con policía propia. La tendencia actual es que el sheriff sólo sea electo por voto directo en los condados de menos de 2.500 habitantes. De ahí para arriba encontramos cuerpos totalmente profesionales cuyas autoridades las designa el alcalde o el gobernador, generalmente con intervención de la legislatura local.
De adoptarse las policías comunales, la seguridad en la Argentina pasaría a tener tres jurisdicciones: la federal, correspondiente a la Policía Federal, la Gendarmería y la Prefectura; la provincial, con las policías provinciales y la Metropolitana y, por último, las policías comunales. Pero el cambio presenta interrogantes que en los EE.UU. ni siquiera se plantean. La mayor parte de los municipios bonaerenses no están en condiciones de financiarse su propia policía y la provincia, con un abultado rojo fiscal, tampoco podría hacerlo. A diferencia de los EE.UU., donde la mayor parte de los alcaldes están fuertemente controlados por la legislatura y la oposición, en Buenos Aires muchos municipios muestran una enorme concentración de poder en manos del intendente que, en algunos casos, viene siendo reelecto desde muchos períodos atrás y controla al concejo deliberante.
Si a semejante concentración de poder se le agrega una policía propia hay motivos para pensar que se feudalizaría cada vez más la política bonaerense. Aparte, los conflictos de jurisdicción entre policías que son característicos de los EE.UU. -basta con ver cualquier serie policial- podrían tener dimensiones preocupantes en una sociedad como la nuestra, donde casi todas las instituciones están fuertemente cuestionadas. No por nada, en América Latina hay muy pocos casos de descentralización policial. Es que ésta exige el funcionamiento equilibrado de todo el sistema de poder, algo que no ocurre precisamente en nuestro país, donde los poderes ejecutivos de todos los niveles suelen avasallar a la justicia y los cuerpos legislativos.
En el cálculo de las probables consecuencias, las policías comunales en Buenos Aires serían un tiro por elevación al poder del gobernador. La bonaerense es, sin duda, uno de los principales instrumentos de poder político del que ocupa el sillón de Dardo Rocha y las policías locales le quitarían una parte de su influencia en la sociedad, rompiendo también su monopolio de la información y de la inteligencia de las actividades políticas, sindicales y universitarias. El ajetreado nacimiento de la Policía Metropolitana y su conflicto irresuelto con la Federal da una pauta de lo que podría pasar en el conurbano, donde también podrían florecer los Ciro James municipales. Los grandes ganadores políticos de este cambio serían desde luego los intendentes, que darían un paso más hacia la autonomía de los municipios. La incógnita, imposible de develar por ahora, es si el cambio sería o no un avance contra la inseguridad, porque más no siempre es mejor.
Pero no es éste el único futurible que sorprendió sin inteligencia previa a los Kirchner. Parodiando al novelista norteamericano Howard Phillip Lovrecraft, fue una suerte de “color que cayó del cielo” con la repentización de un cometa inesperado que nadie se imaginó venir. Nos referimos al grado extremo con que comenzó a resquebrajarse la relación entre Miguel Ángel Pichetto y Néstor Kirchner, de cara al 2011. La situación del jefe del bloque kirchnerista en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, quedó en la mira tras la polémica interna que generó su voto a favor de la Ley de Glaciares y en la antesala de las elecciones en Río Negro, donde el senador insiste en desarmar la Concertación. Por más que desde el Frente para la Victoria no lo confirman, es un secreto a voces que están muy enojados con el legislador patagónico, que para como de males tiene que seguir oficiando de vocero oficial en la cámara alta. A pesar de los cruces internos, la situación de la bancada kirchnerista se tranquilizó en los últimos días y su presidente tiene ya a casi todo el bloque alineado para tratar de rechazar el proyecto de aumento jubilatorio que se votará el próximo miércoles, tal como quiere el Gobierno.
Además, según un despacho del martes pasado de la agencia Noticias Argentinas Pichetto asegura puertas adentro que continúa alineado con la Casa Rosada y que sus definiciones políticas “no son de diferenciación”. No obstante, fuentes del Frente para la Victoria consultadas por NA no descartaron que haya cortocircuitos cuando se acerquen las elecciones a gobernador en Río Negro, donde el senador evalúa ser candidato del PJ y contar con el apoyo del gobierno nacional, aunque nadie hable de ruptura. Pichetto insiste con que en su provincia, la Concertación Plural que actualmente encabeza el gobernador radical Miguel Saiz ya no funciona, mientras afirma que a nivel nacional es necesario el fortalecimiento de los partidos.
En el justicialismo de Río Negro afirmaron, además, que el senador vería como una “equivocación” que el gobierno vuelva a apoyar a la Concertación, tal como ocurrió en 2007, y que no aceptaría listas colectoras, una estrategia que el titular del PJ, Néstor Kirchner estaría evaluando y que ya pensó para la provincia de Buenos Aires con el propósito de minar el poderío del gobernador Daniel Scioli..
Luego de que Pichetto votara en favor de la Ley de Glaciares que había aprobado Diputados -resistida por el Gobierno- y de que elogiara a la Corte Suprema en momentos en que la presidenta Cristina Kirchner la cuestionaba, la continuidad del senador en las filas kirchneristas quedó sujeta a especulaciones. De hecho, los senadores oficialistas Marina Riofrío y César Gioja adelantaron que le pedirían explicaciones, pero el presidente del bloque oficialista no dio señales de incomodidad ante la advertencia, que finalmente no se concretó. Si bien trascendió que en el gobierno existía malestar con el presidente del bloque oficialista, en las oficinas del Frente para la Victoria en el Senado aseguran que Pichetto no registró ese supuesto descontento y que, por el momento, los ánimos en el bloque kirchnerista se calmaron.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: