Posteado por: museodegrandesnovedades | octubre 10, 2010

Descentralización policial

Mientras más íntimamente familiarizada esté una institución policial con la jurisdicción—comunidad—a la cual debe proteger del delito, más eficiente será su ejecutoria—aún por encima de sus debilidades científicas y tecnológicas: Eso quiere decir, que mientras mayor sea la jurisdicción o comunidad a cargo de una policía, mayor será su ineficiencia.

En el libro de Amnesty Internacional: Entender la labor policial donde se sostiene que: “En América Latina referirse a la policía se asocia, muchas veces, a corrupción, clientelismo,«gatillo fácil», impunidad, malos tratos, ejecuciones extrajudiciales y terror. En casi todos lospaíses de la región la labor policial está desacreditada hasta por los propios gobiernos nacionales. Escasez y deficiente manejo de recursos, estructuras jerárquicas –innecesariamente burocráticas y obsoletas–, formación precaria de agentes policiales e innumerables denuncias de violaciones de los derechos humanos en el cumplimiento de su función configuran la realidad del sistema policial en varios países de la región.

La sociedad ha delegado en los funcionarios de las fuerzas de seguridad poderes únicos como el uso de la fuerza, o la capacidad para realizar detenciones. Y para cumplir satisfactoriamentecon esta delegación de poderes, las fuerzas de seguridad deben actuar con transparenciay enfocar la defensa de los derechos humanos como elemento inherente a su trabajo profesional, ni más ni menos, y este comportamiento debe concretarse, por ejemplo, en laprohibición absoluta de la tortura o la detención ilegal.

La colaboración eficaz, entre todas y todos nosotros y las fuerzas de seguridad, en temas de interés mutuo hace necesario también que nos interesemos por conocer cómo es el trabajo de estas fuerzas «por dentro», las dificultades que encuentran en su día a día y su opinión sobre la mejor forma de llevar a cabo sus tareas y su relación con la sociedad. Debemos lograr que nuestras preocupaciones sean conocidas, pero al mismo tiempo es fundamental que les conozcamos. Debemos ser capaces de elaborar sugerencias y recomendaciones que de hecho sirvan para mejorar el trabajo policial y, al mismo tiempo, la protección de los derechos de las personas; tenemos que comenzar un diálogo que incluya normas y protocolos de actuación policial, la responsabilidad del policía, la rendición de cuentas, la formación, la colaboración con la sociedad civil, y la reforma de las fuerzas de seguridad.

Las principales funciones de la policía en un Estado democrático regido por el Estado de derecho son:

– prevenir y detectar el delito;

– mantener el orden público;

– prestar asistencia a las personas que lo necesitan.

Desde hace algunos años se observa una tendencia clara a integrar de forma más plena a la policía en la sociedad civil, a acercarla a la población. El desarrollo del «trabajo policial en la comunidad» sirve para ese fin. Un medio importante al que se recurre para hacerlo es conceder a la policía la condición de órgano de servicio público en vez de mero agente de imposición de la ley. Para que ese cambio sea algo más que un ejercicio semántico, el aspecto de servicio de la policía debe incluirse como una delas finalidades de una policía democrática y moderna.

El servicio a la comunidad, la protección de las víctimas y la prevención de más casos de victimización son retos que, al parecer, son menos atractivos para la aplicación de la ley que el tradicional juego de policías y ladrones

En una estructura centralizada, los agentes rinden cuentas siguiendo la línea de mando interna, hasta el nivel más alto, que a su vez rinde o debería rendir cuentas ante el Parlamento. En una estructura descentralizada, los agentes suelen tener un grado muy superior de libertad para adaptar sus recursos (de tiempo, además de económicos) a las circunstancias locales.

El jefe local de la policía debe ser una figura elegida en el ámbito local

Los contactos con la comunidad son esenciales para todos los aspectos de la buena actuación policial, ya que el público es una fuente importante de información sobre el delito y cuestiones de orden público en general.

La centralización del mando policial coincide generalmente con la centralización de la supervisión. En los sistemas centralizados la policía tiende a rendir cuentas internamente ante el siguiente eslabón de la cadena de mando, y el último de la cadena (el director general de la policía) rinde cuentas ante el ministro correspondiente o el gobernador. En un sistema descentralizado, la policía local tiende a rendir cuentas ante el alcalde (u otro funcionario elegido o designado en el ámbito local, que a su vez rinde cuentas ante la persona siguiente de la cadena de mando, hasta llegar al ministro). Dicho de otro modo, en los sistemas centralizados la policía rinde cuentas internamente y los mandos rinden cuentas externamente, mientras que en los sistemas descentralizados la dirección local de la policía también rinde cuentas externamente.

La policía no puede controlar la delincuencia y el desorden por sí sola sino que necesita el apoyo de las comunidades para garantizar la seguridad. Los objetivos del trabajo policial en la comunidad incluyen: la prevención y detección del delito, la reducción del miedo al delito y la mejora de las relaciones entre la policía y la comunidad. Estos objetivos se alcanzan mediante tres esfuerzos:

– Relaciones de trabajo con la comunidad:

– Debate de prioridades y estrategias con las comunidades.

– Movilización de asistencia activa de la población.

– Resolución de problemas:

– Atención preferente a la prevención del delito y no a la detección del delito.

– Estudio de por qué las personas llaman a la policía y medidas para tratar de atajar las causas subyacentes de los problemas en vez de sus síntomas.

– Transformación de la organización:

– Descentralización de las estructuras de mando y de adopción de decisiones, incluidaslas decisiones sobre utilización de recursos.

– Desarrollo de cooperación estrecha con otras partes que intervienen en la seguridad de la comunidad.”

Sin embargo en algunos países se sigue con la tradición militar de jerarquización y centralización de la policía.

Es más, en Perú, México y Venezuela, se está discutiendo la posibilidad de centralizar aún más a la policía.

En la propuesta de algunos intendentes bonaerenses encontramos algunas falencias graves:

– Ninguno habla de control comunitario de la policía ni de la elección del jefe policial.

– Todos plantean abordar la inseguridad pero dedicarse solo a las faltas y contravenciones y colaborar con la policía bonaerense.

– Hablan de ser formados en la Vucetich, con la consiguiente formación obsoleta.

La policía bonaerense no le permitirá al gobernador esta descentralización porque materialmente son los beneficiarios directos de todos los delitos cometidos territorialmente: narcotráfico, desarmaderos, secuestros, trata de personas y prostitución, el juego clandestino, las zonas liberadas, los robos a entidades financieras y los piratas del asfalto.

Por otra parte también puede darse la situación que estos intendentes estén pensando en formar parte del accionar delictivo de la policía para provecho propio y para tener una fuerza de choque para mantener a los opositores en línea.

http://www.clarin.com/politica/Intendentes-criticos-impulsan-Policias-Municipales_0_350965033.html

Intendentes críticos impulsan la creación de Policías Municipales

La idea es del grupo de ocho jefes comunales distanciados del kirchnerismo. Formarían su propio cuerpo policial y se encargarían de conducirlo. Hay diferencias sobre el financiamiento. El proyecto debe ser aprobado por la Legislatura.

Acuña (Hurlingham), Alegre (General Villegas), Bruera (La Plata), Cariglino (Malvinas Argentinas), De la Torre (San Miguel), Eseverri (Olavarría), Guzmán (Escobar) y Massa (Tigre).

La idea nació en las deliberaciones del Grupo de los Ocho, el conglomerado de intendentes bonaerenses alejados del kirchnerismo que no están ajenos a la pulseada electoral que viene. Quieren más poder para abordar la inseguridad, el tema que, dicen, lidera el ranking de reclamos de los argentinos. No sólo más poder: buscan formar a su propio cuerpo de policías y hacerse cargo de la responsabilidad de conducirlos y de equiparlos. La iniciativa no es nueva, pero promete hacer ruido: la ofensiva apunta a crear en cada lugar la Policía Municipal, un modelo similar, aunque menos pretencioso, que el que impulsó Mauricio Macri en Buenos Aires.

Justamente, para no sufrir las complicaciones que tuvo el armado de la Policía Metropolitana, los jefes comunales aclaran que no buscan competir con la Bonaerense, sino colaborar. Incluso, confían en que si el proyecto prospera (debe ser impulsarlo a través de la Legislatura bonaerense) los efectivos deberían formarse en la Escuela “Juan Vucetich”, pese a que luego no se ocuparían de los delitos más complejos. La diferencia sustancial con lo que pasa hoy es que cada municipio incorporará a su planta de empleados tantos agentes como quiera o pueda pagar y que, además, ya no dependerá de la voluntad política de la Provincia. Estudian crear un impuesto especial o aumentar las tasas.

Según el borrador, al principio las tareas se limitarían a peleas entre vecinos, controles de alcoholemia, traslado de expedientes judiciales y controles de rutina en los puntos de acceso de las ciudades. “Pensamos en una Policía de proximidad, similar a la que hay en Madrid o en algunas ciudades de Estados Unidos. Está pensada para recuperar al policía del barrio, al referente del vecino”, dice Sergio Massa, el mandamás de Tigre.

Pablo Bruera, el intendente de La Plata, supone que la creación de la Policía Municipal es una forma de comenzar a ponerle fin a “una vieja filosofía de encarar la inseguridad”. Dice que “la Policía necesita un sistema moderno” y que resulta indispensable “descentralizar la fuerza”, que hoy tiene 50 mil agentes y compone el cuerpo armado más grande del país. La Plata posee altos índices delictivos y quedó en el centro de la escena con el ataque en el Banco Río a Carolina Píparo, que derivó en la muerte de su bebé. Bruera sostiene que los municipios “deben tener un rol más protagónico en la prevención de los delitos”.

El proyecto tiene, por ahora, preguntas sin respuestas. ¿Cada distrito debe hacerse cargo de la inversión inicial? ¿Quién pagará posteriormente la totalidad de los salarios? Y, sobre todo, ¿será apoyado por los intendentes K?

“Los policías deben estar armados. Tiene que ser una auténtica policía y con competencias específicas”, propone José Eseverri, el intendente de Olavarría, una ciudad de unos 110 mil habitantes que aún sigue conmovida por la muerte de un abogado, que fue asesinado en enero de un disparo en la cabeza. El cuerpo apareció con un billete de un dólar en la boca.
Massa, ideólogo de la propuesta, contó que sus colegas Luis Acuña (Hurlingham) y Sandro Guzmán (Escobar) adhieren al proyecto y que el mismo camino adoptarían los otros tres integrantes del G-8: Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Joaquín de la Torre (San Miguel) y Gilberto Alegre (General Villegas). El dilema son los fondos. “No todos tenemos la plata de Tigre”, deslizó uno de ellos.

En Tigre, por ejemplo, Massa dice tener los recursos para sumar 300 efectivos —a los 500 de la Bonaerense que hay— y para aumentar las cámaras y los patrulleros. “Estamos en condiciones de salir a la calle 180 días después de sancionada la ley”. Bruera, en cambio, exige que parte del presupuesto lo aporte la Provincia.

¿Qué piensan en la Gobernación? Voceros del ministro de Seguridad, Ricardo Casal, dijeron que “rechazan” el proyecto, pero no abundaron en detalles. La última palabra la tendrá el gobernador Daniel Scioli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: