Posteado por: museodegrandesnovedades | junio 17, 2010

La del fino, la de Chamorro, la de Burzaco… la de Macri

http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?sh_itm=94a405479445f61d36a411058fa9e282

Siguen los problemas para Burzaco

El titular de la Policía Metropolitana no pasa por un buen momento. Los ruidos cerca suyo molestan demasiado en la estructura interna del Gobierno.

La creación de la Policía Metropolitana y su presencia en la calle fue un logro absoluto del actual Ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, quien, en más de una ocasión, debió remar ante una Legislatura adversa la grosería política de la designación de Jorge “El Fino” Palacios.

A pesar de ello, y de hacer los deberes en forma impecable, Montenegro no fue recompensado por Mauricio Macri quien, a la hora de poner a un civil al frente de la fuerza, se inclinó por pagar la deuda que mantenía con Eugenio Burzaco.

Fue Burzaco, cuando Montenegro estaba procesado, quien decía que él iba a ser “Ministro en quince días” pero la taba cayó al revés y los nervios le juegan ahora alguna mala pasada.

La cuestión operativa de la Metropolitana es conocida por todos, tiene algún alcance territorial en la Comuna 15 y un imaginario marketinero en el centro por la calle Florida en donde avanzó hasta la intersección de Viamonte sin lograr todavía sacar una sola manta del suelo.

Estaba claro desde un principio en la cabeza del Ministro que otra fuerza en la calle –además de la Federal- debería ser conducida desde la política ya que de otro modo se enfrentarían –literalmente- dos fuerzas de seguridad en la Ciudad, y ese conflicto sólo se resuelve políticamente. Pero Montenegro ahora tiene la vista puesta en otras cosas que hay que corregir en haras de concretar el proyecto que conduce junto al jefe de Gobierno.

DESPROLIJIDADES MADE IN BURZACO

Con la venia del propio subsecretario y jefe de Policía Burzaco – y con la complacencia de Edgardo Cenzón, el administrador senior pero sin firma de la Policía Metropolitana– se están sucediendo algunos hechos que vienen generando disconformidad en el entorno de Montenegro y los ecos han llegado a oídos del propio jefe de Gobierno, Mauricio Macri. A ello se suma la torpeza en algunas licitaciones, como las Seguridad Privada lideradas desde Hacienda por el sector de Compras y Contrataciones que casualmente dirige el mismo Cenzón a través de Lisandro Greco y Genoveva Ferrero, hija de la ex legisladora Fernanda Ferrero. Esta licitación puso furioso al jefe de Gobierno ya que quiere implementar con urgencia la seguridad de los edificios públicos. La tuvieron que rehacer de urgencia desagregando ítems y facturación previa, una desprolijidad que enfureció a los jefes de Hacienda que se lo habían advertido.

Burzaco, más allá del cargo que ostenta, no es una persona conocida en el ambiente o en la sociedad y la Policía que dirige tampoco es una fuerza que se haya ganado tantos enemigos públicos por su accionar como fuerza sino más bien se los gana internamente por su discrecionalidad administrativa. Veamos.

Burzaco, además de tener nombrado a su hermano –conocido en la jerga como el Brother – con un contrato y en una oficina tan importante como la de un director general-, es el único funcionario que –además de Macri- tiene custodia con coche de apoyo, a saber un Toyota Corolla y un Nissan TiiDA 1.8. El resto del gabinete no tien custodios y mucho menos coche de apoyo. No les hace mucha gracia que en épocas de vacas flacas haya semejante despilfarro y lo que es peor como dicen “inútilmente”. Pero esto sigue.

Su jefe de Gabinete, Andrés Firpo, anda seguro con sus dos custodios y su auto de la PM que obviamente no lleva la pintura cuadriculada. Lo curioso es que además de ser un contratado (locación de servicios) como cualquier municipal, o sea que no esta nombrado, posee una oficina con cocina, baño y …dormitorio, algo poco visto en la estructura de Gobierno de la Ciudad.

Los cuatro comisarios generales con cargo de superintendentes, también están contratados pero no son como los demás, estos son VIP y tienen por supuesto al igual que su superior los Corolla y la custodia correspondiente. Hablamos de Eduardo Martino, Jorge Kots, Miguel Ciancio y Carlos Kevorkián, el Estado Mayor de Burzaco.

Ellos organizan un circo casi cómico cada vez que Burzaco sale a comer afuera. Entran los custodios del jefe antes al lugar, revisan todo como si vinieran con Obama y salen con gesto de displicencia y abriendo “caminos seguros” con el Handy. Allí Burzaco respira tranquilo, sabiendo que nada le podrá pasar salvo atragantarse a su vuelta a la oficina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: