Posteado por: museodegrandesnovedades | enero 20, 2011

Edad de imputabilidad

Mientras infobae indica la edad de imputabilidad de algunos países para demostrar que 16 es mucho, nada dice de los índices delictivos de esos países.


En agosto del 2000 la nación publicó una entrevista de lo más sensata:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=211095 27 de agosto de 2000

“Bajar la edad de imputabilidad potenciaría el delito juvenil”

El especialista en minoridad dice que es un mito identificar la ola de violencia con la participación de chicos en hechos delictivos.

“Cuando hablamos de chicos en conflicto con la ley penal, la prioridad debe ser la prevención y el tratamiento; el castigo, en sí mismo, lo único que consigue es sacarnos de encima la bronca que sentimos como adultos por el fracaso de nuestro sistema social y educativo.”

Atilio Alvarez apunta al centro de un debate que en los últimos años capturó los niveles más altos del interés público: la relación entre adolescencia y criminalidad. Un debate que, periódicamente, cuando algún menor aparece involucrado en un hecho delictivo resonante, ocupa la primera plana y divide a la sociedad entre quienes reclaman el endurecimiento de la represión y los que sostienen la necesidad de contar con una política preventiva eficiente, que atienda las causas de la violencia juvenil.

Alvarez sostiene que la comprensión de este problema es enturbiada por una serie de mitos y simplificaciones. “Los adultos suelen hacer una identificación rápida entre jóvenes, droga y crimen, pero esta ecuación a priori se basa en estereotipos que no resisten el análisis científico -afirma-; en general, cuando se describe a un asaltante, se le da menos edad de la que realmente tiene.”

Apoyado en investigaciones empíricas recientes que exploran el mapa delictivo de los principales centros urbanos del país, el ex presidente del Consejo del Menor y la Familia llega a conclusiones que desafían aquellos estereotipos.

-Usted sostiene que en nuestra sociedad existen ciertos mitos acerca de la relación entre los menores y la delincuencia. ¿Cuáles son esos mitos?

-En primer lugar, la tendencia a identificar la ola de violencia con la participación de chicos en hechos delictivos. En la Argentina está más que probado que el grueso del delito se encuentra en jóvenes que tienen entre 18 y 25 años, con una tendencia, en los últimos años, a bajar el piso delictivo a los 17 años. Por debajo de esa edad, las estadísticas describen una pirámide invertida. En otras palabras, cuando se estudia seriamente el tema se advierte que la cantidad de menores de 16 años que delinquen es ínfima. Pero parece que esto es difícil de aceptar, porque la precocidad delictiva siempre es noticia, siempre llama la atención.

-¿Esto quiere decir que los medios reflejan mal esta problemática?

-No, al contrario. Lo que pasa es que cuando un chico protagoniza un hecho delictivo es algo tan antinatural, por así decir, que nos moviliza profundamente. Es tan poco común que un chico de 14 años viole a alguien que cuando eso ocurre es inevitable que se convierta en noticia. El día que un chico de 12 años mate a alguien y no sea tapa, querrá decir que la sociedad se acostumbró a que estas cosas pasen, como ocurre en otros países.

-¿La Argentina va en esa dirección?

-Hay una tendencia preocupante al aumento de la delincuencia en general. Hace 25 años, cuando empecé mi vida profesional, se denunciaban 230.000 delitos al año; hoy, esa cifra trepó a 1.100.000. Dado que en ese período la población no se cuadruplicó, es evidente que hubo un aumento cuantitativo del delito. Cualitativamente, lo que más crece es el delito con armas de fuego; pero, precisamente, éstas no son un problema de chicos, sino de grandes.

-¿Cómo llega un arma de fuego a manos de un chico?

-Por medio del mundo adulto. Esto puede ocurrir de dos formas. La primera es la existencia de armas en el hogar. Recuerde el caso del empleado de la Cancillería asesinado unos años atrás en la plaza San Martín, cuando paseaba con su novia. No fue un asalto; un grupo de chicos de la Villa 31 rodeó a la pareja y empezó a molestar a la chica, el muchacho saltó en su defensa y uno de los del grupo, un adolescente de 16 años, lo mató de un tiro. El arma era del padre, que trabajaba en una agencia de seguridad y tenía el revólver en su casa. El chico tomó el instrumento de trabajo del padre para pavonearse. Distinto es el caso del robo a mano armada; allí hay una cadena de responsabilidad de adultos, que va desde el importador y el distribuidor hasta el que finalmente le da el arma al chico. Y las armas no sólo se venden, también se alquilan.

-¿Existe en nuestro país algún tipo de delincuencia juvenil que no tenga conexión con adultos?

-Sí, pero muy limitadamente. Las guerras de bandas de adolescentes, típicas de las grandes áreas urbanas de los Estados Unidos, son aquí un fenómeno marginal. No obstante, la realidad de la delincuencia juvenil es muy compleja, tiene causas múltiples y escapa a cualquier intento reduccionista. Quienes dicen que el delito tiene una única causa (económica, social, educativa o sociológica) fallan en el diagnóstico.

-¿Por qué?

-Porque en realidad hay una confluencia de todos aquellos factores, y esta confluencia se da en proporciones que varían con el tiempo. A veces mejora un factor y empeora otro. Pero lo más tremendo es la frialdad y la distancia afectiva con la que un adolescente puede matar a otra persona. Ni siquiera sabe a quién está matando; no es ni un enemigo ni el adversario de una pelea pasional. Mata porque sí. Como uno de ellos me dijo una vez: “Qué le voy a hacer; el chabón se bardeó y lo tuve que dar vuelta”. Esta frase revela hasta qué punto el arma en manos de un chico es un peligro muy serio.

-¿Cómo llega un chico a tener esa frialdad?

-Por una cadena de privaciones. Hay privaciones afectivas iniciales, que empiezan en la panza de la madre. Por eso es tan difícil trabajar en la recuperación de estas conductas. No hay que ver solamente el hecho y su motivación inmediata, sino toda la historia subyacente. Pensemos en ese adolescente que mató a un compañero e hirió a otro porque se burlaban de él en el colegio; no cualquier chico reacciona de esa forma, hay que analizar a fondo su historia. De todos modos, el número de homicidos cometidos por menores de 17 años es muy bajo.

-¿Podría dar más precisiones?

-En Córdoba, una ciudad con altos índices de violencia juvenil, los homicidios o tentativas de homicidio representan el 2,3 por ciento del total de hechos delictivos producidos por adolescentes. En la provincia de Buenos Aires, esa proporción es del 2,4 por ciento. El resto, en ambos casos, está compuesto por delitos contra la propiedad.

-En la Argentina hay un gran déficit de información estadística. ¿Es posible describir esta realidad con exactitud?

-Donde tenemos más carencias es en las estadísticas de nivel global. El registro nacional de reincidencias está incompleto y hay media docena de provincias que no remiten información sobre la cantidad de menores en conflicto con la ley que viven en ellas. Que no haya datos de Jujuy no es demasiado grave, pero que no tengamos datos de Mendoza, en donde se producen unos 60.000 delitos por año, altera la estadística nacional. De todos modos, los datos que le di son confiables.

-¿Cuál es la proporción de varones y de mujeres en el delito juvenil?

-En los delitos a mano armada hay una abrumadora mayoría de varones, mientras que en los hurtos aparecen más casos de mujeres. Pero aquí ocurre otro fenómeno. En muchas ciudades se observa que, después de los 16 años (que es la edad de imputabilidad) la participación de mujeres en las estadísticas de hechos delictivos decrece abruptamente. ¿Qué pasó con esas chicas? ¿Sentaron cabeza, se convirtieron en madres de familia? Lamentablemente, no. Lo que pasa es que nuestra sociedad, como buena parte del resto del mundo, funcionaliza la distorsión de conductas de las adolescentes mujeres a través de la prostitución. Esto no ocurre con los varones. Objetivamente, es mucho más grave que una chica de 16 años se prostituya a que un varón de la misma edad robe un pasacassette. Sin embargo, la sociedad reacciona de una manera muy diferente en ambos casos.

-Usted está haciendo alusión a la complicidad de la sociedad adulta.

-La sociedad adulta no sólo engendra al niño, sino que genera sus condiciones educativas y define qué es transgresión y qué es aceptable. El delito no es sólo una conducta: es una conducta sancionable en función de una norma preestablecida. En los últimos años, la sociedad ha ido corriendo el margen que distingue lo aceptable de lo no aceptable en algunas cuestiones. Por ejemplo: nuestra sociedad niega la existencia del alcoholismo juvenil, bombardeada por una fuerte presión del marketing que ha introducido el alcohol en el mercado adolescente. Otro tanto ocurre con la violencia generada explícitamente en algunos espectáculos de asistencia masiva juvenil. En estos dos casos, como en muchos otros, estamos hablando de intereses de adultos, que empujan a los chicos hacia la adopción de conductas que eventualmente conducirán a muchos de ellos al delito.

-¿Cómo se inicia un chico en el mundo adulto del delito?

-Tal vez la iniciación más habitual es el aprovechamiento del menor. Literalmente, se lo hace empezar en las divisiones inferiores del delito. Por ejemplo, se lo lleva de “campana” en un robo o se le pide que se meta en una casa a través de un ventiluz que es demasiado pequeño para que lo atraviese una persona adulta. Hay quienes sostienen que los delincuentes mayores se aprovechan del chico porque éste es inimputable. Pero la definición más clara que he escuchado al respecto fue la que dio el presidente de la Cámara de Diputados de Italia, Luciano Violante, en un congreso sobre explotación de menores realizado hace unos años en Nápoles. “Los delincuentes adultos usan a los chicos -dijo Violante- porque éstos son baratos”. Es cierto. El chico es un delincuente barato. Por otro lado, siempre vamos a encontrar a un adulto en algún punto de la cadena delictiva.

-¿Qué opina de quienes sostienen que se debería bajar la edad de imputabilidad (actualmente en los 16 años)?

-Está estadísticamente comprobado que bajar la edad de imputabilidad no sólo no frena el delito juvenil, sino que lo potencia. Al revés de lo que se pretende lograr, dicha reducción incentivaría aún más el aprovechamiento de menores, ya que las bandas de adultos tienden a usar chicos que están en el borde de la edad de imputabilidad. Por otra parte, esa experiencia ya se hizo en la Argentina y fracasó. Entre 1976 y 1983, en pleno régimen militar, la edad de imputabilidad se bajó a los 14 años. Fue ese mismo régimen, en sus postrimerías, el que volvió a la edad de 16, que regía desde 1954.

-En los últimos años ha habido un aumento de casos de chicos que llevan un arma al colegio. ¿Por qué?

-Porque al proliferar las empresas de seguridad privada y bajar el nivel de seguridad pública, aumentó la tenencia de armas en el hogar, ya sea como instrumento de trabajo o como elemento de seudoautoprotección. Y es en el hogar, como dije antes, que estos chicos encuentran un arma; siempre proviene de algún miembro de su familia. Es necesario tomar conciencia de que no podemos tener un país inundado de armas. Pero tampoco debemos olvidar que éste no es un problema exclusivo de la Argentina.

José Atilio Alvarez nació en Buenos Aires el 17 de diciembre de 1949.

Se recibió de abogado en la UCA en 1974. Profesor titular en esa casa de estudios desde 1975 y de la Facultad de Derecho de la UBA entre ese mismo año y 1990. Director de la carrera de posgrado de Derecho de Familia en la UCA y profesor titular de Políticas Públicas, en la carrera de Ciencias Políticas de la misma universidad.

Defensor público de menores e incapaces desde 1980.

En 1989 fue nombradado subsecretario del Menor del gobierno de Carlos Menem. Al año siguiente se lo designó como primer presidente del Consejo del Menor y la Familia. Renunció en 1998.

En virtud de un convenio de la Defensoría General de la Nación con la provincia de Córdoba tiene a su cargo durante un año la supervisión técnica del Sistema Integral de Atención de Jóvenes en conflicto con la ley penal de dicha provincia.

La postura del gobierno nacional, del gobierno de la provincia de Buenos Aires y del Juez José Luis Arias

http://www.urgente24.com/noticias/val/2967-8/informe-(4)-randazzo-(cristina)-contra-casal-(scioli)-por-menores-delincuentes.html

Desde el Ejecutivo Nacional, rechazaron la posibilidad de bajar la edad de la imputabilidad de los menores que delinquen porque consideran que “sí hay herramientas” para que los jóvenes que delinquen “no anden en la calle”.

Randazzo advirtió: “Los jueces tienen las herramientas como para que aquellos pibes que no sean imputables pero peligrosos, estén detenidos como corresponde. Que no sea imputable no implica que pueda estar en la calle, caminando como si no hubiera pasado nada”, resaltó el ministro del Interior.

Ricardo Casal, enfatizó que el gobernador Daniel Scioli reclama desde “hace 2 años y medio” el debate de esta ley sobre 8 proyectos que tenían consenso y “lo masacraron, lo maltrataron”.

El funcionario explicó que “el artículo 65 de la ley dice claramente que los jueces pueden disponer de la internación de un chico menor de 15 años.”

“Todo el desastre se pudo haber evitado, con su internación, no su detención, para morigerar su conducta y reencauzarlo con tratamiento y terapeutas, si se hubieran tomado las medidas de seguridad adecuadas a tiempo. En éste como en otros casos, se necesita la firmeza del adulto de decir que un niño en esas condiciones es un peligro para la sociedad y para sí mismo,” explicó el ministro Casal.

El titular del Juzgado en lo Contencioso Nº 1 de La Plata, José Luís Arias, afirmó: “He leído declaraciones, que se le atribuyen al ministro de Justicia y Seguridad (Ricardo Casal) donde dice que hay un vació legal para esta situación, lo que es un absurdo, no hay ningún vacío legal. Hay leyes de protección y promoción del derecho del niño que no se están cumpliendo”.

Arias lamentó el papel que juegan los medios masivos de comunicación y ciertos sectores de la sociedad que fomentan sentimientos y alientan a una violencia contra los sectores más vulnerables y más pobres.

Arias manifestó: “Yo, particularmente, he ordenado medidas concretas para solucionar y paliar, medianamente, el problema de los chicos en la calle en la ciudad de La Plata. Ordené que se pongan 2 automóviles a disposición del servicio local de la Municipalidad para que no venga el patrullero ante una cuestión social pero esa medida no se cumplió nunca. Cuando el ministro Casal asumió en Seguridad dijo que hay 50 autos afectados a los funcionarios, ahí está la prueba de la falta de voluntad política de poder mejorar la situación de los chicos. Si hay 50 funcionarios que tienen vehículos para ir y venir de sus casas, ¿no se pueden poner dos autos a disposición de quienes tienen que trabajar con los pibes directamente?”.

Arias también denunció que “hay una falta de cumplimiento de las leyes, hay falta de cumplimiento de las ordenes judiciales, no es que haya un vacío legal como dice el ministro, hay voluntad política con no cumplir con lo que ordenan las leyes de protección y promoción de los derechos del niño”.

En ese sentido, agregó que “en ciertos sectores de la sociedad se plantean una situación de reacción y violencia contra los jóvenes y se es muy complaciente con otros tipos de delitos de guante blanco que tiene que ver con esta delincuencia”.

Arias destacó que “me gustaría saber más si los vecinos cercanos a Tolosa, que están hablando de realizar una marcha, me gustaría saber si esa marcha es para manifestarse en contra de los que les suministran armas, drogas. Este menor, que participó en este hecho lamentable, tenía una pistola 9 milímetros que corresponde a las fuerzas de seguridad, cómo llego esa arma al menor, nadie se pregunta esto”.

Por otra parte, el juez platense denunció que la policía y las autoridades políticas desconocen ciertas realidades y “todo indica que hay una gran complicidad al menos con este silencio e inacción de las autoridades públicas en combatir este flagelo que ha afectado a toda una generación de jóvenes en Argentina”.

Al ser consultado sobre las declaraciones que realizó el fiscal Marcelo Romero, actuante en el caso de Tolosa, el juez Arias sostuvo que “fueron desafortunadas”, sobre todo al generalizar porque se corresponde con la idea del menor peligroso, y enfatizó que “es un absurdo. Es una declaración con alto grado de oportunismo mediático esto que la prensa se acuerde de los menores sólo cuando hay hechos de este tipo, pero esto es montarse sobre el oportunismo mediático y hacer declaraciones que tienden a fomentar un fascismo social, de ciertos sectores de la sociedad que reclaman mayor dureza y rigor en la sanción de estos tipos de delitos soslayando todas las otras situaciones delictivas, también, de las cuales no se hablan”, dijo Arias.

La postura de la UCR

http://www.perfil.com/contenidos/2011/01/20/noticia_0027.html

Desde el radicalismo defienden la baja de imputabilidad en menores

Juan Pedro Tunessi (UCR) aseguró hoy en un comunicado que la norma, que tuvo el voto en contra de los legisladores oficialistas, prevé “una responsabilidad atenuada para los menores de 16 años con el debido proceso e instituciones acordes”.
“La responsabilidad penal juvenil se debe dar teniendo a la privación de la libertad como última alternativa para casos graves de homicidio como el acaecido en Tolosa”, aseguró el diputado. Y agregó, sobre la polémica desatada alrededor de la posible baja de imputabilidad en los menores. “Bajar la edad de imputabilidad no quiere decir encerrar a los menores, sino someterlos a un proceso con garantías y medidas sustitutivas de la pena y la privación de la libertad, constituyendo esta última para delitos gravísimos”.
Ante la polémica que se desató por la posibilidad de esta medida, defendida hoy por Mauricio Macri y criticada por el Gobierno nacional, el diputado Tunessi salió a aclarar el modelo “garantista” del proyecto de ley para rebajar la edad de imputabilidad, y aseguró que incluso ahora, “sin ser responsables (los menores), el juez de un modo inquisitivo puede disponer de la libertad de los menores sin derecho ni defensa”.
“La sanción de Senado, tiene un modelo de responsabilidad, garantiza derechos y garantías y al mismo tiempo, conjuga lo educativo judicial, aplicando un modelo garantista. Se apunta a una respuesta ‘responsabilizante’ no criminalizante, que enfrente al menor con el sentido del disvalor social de su comportamiento: instituye un régimen penal especial, prohibiendo el juzgamiento de los menores por el sistema penal general; apunta al interés superior del niño, la privación de la libertad es excepcionalísima, para delitos muy graves (muerte o violación), rige el indubio pro-menor; establece medidas alternativas de solución del conflicto y sustitución de la pena (disculpas ante la víctima, reparación del daño causado, servicios comunitarios, inhabilitación, prohibición de concurrir a determinados lugares); reduce la edad de imputabilidad a los 14 años”, señala el diputado impulsor del proyecto.
Y agrega que con esta normativa “los menores de 14 y 15 años tienen aun un sistema más atenuado en cuanto a penas y límites de imputabilidad”. Y la compara con las legislaciones de otros países: “Internacionalmente, en Europa y America Latina la responsabilidad penal comienza a los 12 años”.
Luego, apunto claramente contra el discurso del oficialismo para ponerse en contra de la disminución en la edad de imputabilidad. “Falsamente desde algunos sectores progresistas, se considera que bajar la edad para responsabilizarlo por su conducta es una manera de criminalizar a la minoridad abandonada. Eso es falso, actualmente de 16 para abajo se cometen todo tipo de violaciones ya que los niños no son responsables, lo que no impide que un juez, sin derechos de su parte, los encierre o interne en instituciones por su situación de abandono social, moral o por in conducta social”, concluyó Tunessi.

La posición de la Coalición Cívica

http://www.urgente24.com/noticias/val/2944/informe-(2)-si-no-castigamos-la-corrupcion-policial-judicial-no-sirven-las-leyes-blumberg.html

Juan Carlos Vega (diputado nacional Coalición Cívica-Córdoba) intenta ser un hombre pragmático y concreto. Todavía se recuerda su posición sobre el proyecto para despenalizar el aborto: “Me inclino a pensar en las primeras 12 semanas para darle a la mujer el derecho a decidir qué hacer con su vida y su embarazo. La parte medular de la ley debe fijar las obligaciones del Estado para prevenir el embarazo no deseado. El Estado debe educar y prevenir, no limitarse a repartir preservativos”.

-¿1 año ya que el Régimen Penal Juvenil esta cajoneado en Diputados?

-Todavía no hace 1 año. Nosotros, desde la Coalición Cívica, nos hicimos cargo de la Comisión de Legislacion Penal en febrero del año 2010. Analizamos lo que venía del Senado que baja la edad de la imputabilidad a 14 y le dimos el dictamen de mayoría correspondiente para evitar el limbo jurídico.

-Pero ¿por qué qué nunca se trató en el recinto de Diputados?

-Esa pregunta debería hacersela al Frente para la Victoria y sus aliados legislativos. Nunca se trató porque el kirchnerismo o cristinismo o como se apode nunca quiso debatir el tema por la diferencias que existe en los propios diputados del Frente para la Victoria.

-¿Usted está de acuerdo con la ley que aprobó el Senado?

-Estamos totalmente de acuerdo. El proyecto que viene goza de mi apoyo absoluto porque es un régimen equilibrado que termina con un limbo jurídico donde la justicia no sabe qué hacer con los niños delincuentes”.

-¿Qué hay que hacer para solucionar este tema?

-No hay opiniones uniformes, con respecto a que conviene. La seguridad ciudadana no se solucionan con leyes como las que promovía Juan Carlos Blumberg. Mi opinion personal hay que bajar la imputabilidad, aplicar un Código Penal con penas mínimas. Esta sería una alternativa, acusar, imputar y castigar. Personalmente creo que hay que mandarle un mensaje claro a los delincuentes, que hay algún precio que van a pagar por sus delitos. Hay quienes dicen que son mandados a delinquir por mayores pero en cualquier caso el meta-mensaje de la sociedad les debe llegar. Con esta ley se termina el limbo jurídico y ya no se podrá usar a los menores para delinquir, al menos en los términos que hoy algunos los utilizan.

-¿Y con estas leyes solucionamos el tema de los menores delincuentes?

-No, para nada. Apenas es la punta del iceberg. Debemos abrir el debate sobre qué hacemos con la corrupcion  policial y judicial, que creo que tienen que ver con el abuso existente. De nada sirve castigar a los menores que delinquen si, a la vez, no penalizamos a los comisarios y jueces que cometen delitos. Hay que tener un pensamiento realista. Es imposible hablar de disminución del delito cuando el índice de percepción de la corrupción crece. El delito está asociado a la corrupción y no se puede llevar un mensaje de legalidad a la zona de fragua del delito cuando no hay conductas ejemplares.

http://www.losandes.com.ar/notas/2011/1/20/gobierno-oposicion-chocan-sobre-edad-imputabilidad-menores-546026.asp

Patricia Bullrich, exigió la “sanción e implementación inmediata de un Régimen de Responsabilidad Penal Juvenil”.
“El Gobierno Nacional cree que al no reconocer la existencia del problema, el mismo desaparece. La estrategia oficial de negar y esconder, afirmar que todo es una sensación, dan como resultado que en los últimos tiempos aumente considerablemente la delincuencia juvenil y exija la implementación de medidas responsables por parte del Estado, que procuren solucionar aunque sea en parte la problemática”, alertó la legisladora.

La posición del gobierno de la ciudad de Buenos Aires: Macri dijo que “hay mucha hipocresía y se compran propuestas ideológicas que suenan lindas pero que no han servido” proponiendo propuestas ideológicas que suenan feas y que tampoco han servido. La posición de De Narváez.

http://www.losandes.com.ar/notas/2011/1/20/gobierno-oposicion-chocan-sobre-edad-imputabilidad-menores-546026.asp

Macri se pronunció a favor de bajar la edad de imputabilidad y lamentó que alrededor de la temática “hay mucha hipocresía y se compran propuestas ideológicas que suenan lindas pero que no han servido” para garantizarla el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.
Según el alcalde porteño, hay una “enorme falla y ausencia en la legislación y en el rol del Estado” en materia penal juvenil, en medio de la polémica que se reavivó luego del caso de Tolosa.
En tanto, el diputado de Unión Celeste y Blanco Francisco de Narváez reclamó a la presidenta Cristina Fernández que convoque “a sesiones extraordinarias” para tratar la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil que, según el legislador opositor, tiene media sanción del Senado pero fue congelado por “el kirchnerismo” en la Cámara baja.
Por su parte, el diputado del peronismo disidente Gustavo Ferrari señaló que “la problemática de la inseguridad radica en el fracaso por parte de un Estado ausente para atender las necesidades primarias y primordiales para la vida de todo ciudadano: educación, salud, trabajo y seguridad física y jurídica”.

La propuesta ideológica de Blumberg

http://www.infobae.com/politica/557841-101275-0-Blumberg-reaparecio-y-acuso-marxista-al-Ministerio-Seguridad

Blumberg reapareció y acusó de marxista al Ministerio de Seguridad

El padre de Axel Blumberg, secuestrado y asesinado en 2004, reapareció hoy tras un largo periodo de silencio para participar del debate en torno a la baja de la edad de imputabilidad.

Criticó hoy a los funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación, al asegurar que se encuentran influidos por ideas del teórico marxista italiano Antonio Gramsci.

En línea con estos señalamientos, Blumberg consideró que la ministra Nilda Garré no se encuentra “preparada” para las tareas que desarrolla, a la vez que apuntó al periodista Horacio Verbitsky y al ex ministro de Seguridad bonaerense León Arslanian como sus principales asesores.

“A la Policía Federal la manejan Verbitsky y Arslanian”, apuntó, a la vez que recordó que Arslanian “fue al Congreso hace poco a decir que habría que eliminar el Código Penal”.

Se pronunció además a favor de bajar la edad de imputabilidad de los menores porque “a alguien que mata hay que sacarlo de la sociedad para que no siga matando”.

Y por último algunos comentarios de la gente “bien” que teme por su seguridad (con las correspondientes correcciones ortográficas)

http://www.eldia.com.ar/edis/20110120/20110120120755.htm

Al sorete lo mandan a una “comunidad terapéutica”. REFORMARORIO, tiene que ir a un establecimiento con ese nombre y no se le debe dar contención: se le debe aplicar un CASTIGO por lo que hizo. ¿Entienden imbéciles que estos miserables nos van a matar a todos porque la tienen clara que nada les pasa? Quiero ver a ese sorete con los pedazos de su masa encefálica por el piso.

No todos pedimos la muerte por delitos graves. Yo, personalmente, pido que sufran en vida. Que los amontonen en algún lugar alejado del resto de la población, que alambren y electrifiquen, que no paguemos guardias por estos asesinos, cámaras de seguridad para observarlos desde algún centro preparado especialmente, que se maten entre ellos por la subsistencia diaria, que tengan una quintita… y el que quiera laburar, sobrevivirá. El que no, morirá en manos del otro. Para los menores más o menos lo mismo pero con menor rigor: que haya talleres para que aprendan a laburar, escuela y trabajo también, por qué no? Los recuperables (q calculo un 10 %) que salga a la calle después de los 21 años ya con trabajo. Los demás, que pasen al estado que comenté al principio. No es duro, ni crudo, ni salvaje lo que se me ocurre. Es, simplemente, no permitir que transiten nuestras mismas calles. Saludos.

Los legisladores están más preocupados por respetar los pactos internacionales y garantizar los derechos de los que cometen delitos impunemente que por garantizar el simple derecho a permanecer con vida de los ciudadanos honestos; sino díganme uno solo; un nombre solamente, de un legislador o político en campaña, que haga mención de castigar realmente con dureza al que cometa un delito de la índole que sea. La gente está pidiendo a gritos que se modifiquen las leyes; ninguno le hace caso.

¿qué te parece si hacemos un gran hermano gigante con todas las lacras adentro? Tapiamos unas cuantas hectáreas con 10m de altura y alambre de púas electrificado. Luego en esa gran comunidad que se arreglen entre ellos. Ojo, que no quede ninguno afuera!

Me parece genial. Pero te juro que no podría ver ese programa por la tele. Los prefiero lejos de las grandes urbes, criminales mal nacidos. Y no quiero más cárceles que pagamos todos. Por eso mi comentario. ¿Encima hay que pagar por ellos para que quemen colchones y hagan piquetes porque no están cómodos? Lo que sí también debiera hacerse es rever las causas porque también hay muchos presos sin sentencia que, tal vez, sean inocentes. Se está haciendo muy poco o nada desde la Justicia. Saludos.

Me faltó agregar que se descomprimirían bastante las cárceles si los inocentes salieran de ahí. No sé qué porcentaje será, pero alguna vez leí que era bastante.

Bajar la edad de imputabilidad es una estupidez que solo sirve para que una sarta de descerebrados se descarguen. Lo más importante, y serio de la cuestión del delito es que no sucedan. Pensar en la edad del castigo no resulta en ningún mecanismo de reducción del delito. En particular de menores. Hay 5 generaciones en sectores de la sociedad que no han visto lo que es comer del producto del trabajo de los padres. De donde creen que imaginan se obtiene lo que aprenden que hay que tener para ser? No tiene que haber chicos en la calle. Tiene que ser absolutamente mandatorio la doble escolaridad. Hay que desarmar al país. La posesión de armas debe ser severamente desalentada, e ilegal. El poseer armas es el paso previo e imprescindible para los crímenes violentos. La próxima vez que haya elecciones en vez de elegir entre el segundo televisor, o el auto, y la educación pública, la salud, y el trabajo de los otros no repitan el voto del 95. Ni la edad, ni la sanción, ni la pena de muerte, llevan a lo que realmente se necesita: que no se comentan delitos, y que se desarrolle una cultura donde el prójimo importe en todos los aspectos del bienestar.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 254 seguidores

%d personas les gusta esto: